Midnight Diner, una serie de TV para los que aman los rincones emocionales de Tokyo

En el bario tokiota de Shinjuku, en un callejón medio escondido, se encuentra un pequeño restaurante que abre desde las 12 de la noche hasta las 7 de la madrugada. En la carta sólo ofrece sopa de miso, cerveza, sake y shochu, pero el dueño del restaurante, al que todos llaman “Maestro”, cocina lo que los clientes le pidan, siempre y cuando cuente con los ingredientes en su despensa. “Esa es su política”, como reza la cabecera de la serie.

midnight-diner-japon

El actor Kaoru Kobayashi interpreta al dueño de un pequeño restaurante de Tokyo que abre a medianoche

Midnight Diner” está basada en el manga “Shinya Shokudō” de Yarō Abe, premiado con el prestigioso premio Shogakukan Manga. En 2014 se estrenó un largometraje dirigido por el mismo director y protagonizado por los mismos actores de la actual serie japonesa y un año después, la cadena coreana SBS produjo un dorama de 20 episodios basada en el mismo manga.

Ahora es Netflix quien ha producido una nueva serie, esta vez nipona al cien por cien, basada en la trama y los personajes de “Shinya Shokudō” y los diez episodios de la primera temporada ya están disponibles en japonés subtitulados en español.

Cada capitulo gira en torno a un plato típico de la cocina japonesa, que actúa como nexo para unir las vidas de los personajes que desfilan cada noche por el restaurante. Las historias de “Midnight Diner” están impregnadas de ternura y sensibilidad y los personajes se refugian en el restaurante en busca de comprensión y consejo.

midnight-diner-serie-TV-netflix

Midnight Diner es una adaptación del manga Shinya Shokudō de Yarō Abe

Cada capitulo narra una historia diferente, protagonizadas por héroes anónimos que se enfrentan a la vida perdidos en una ciudad inmensa, desproporcionada, que ignora sus sentimientos y los diluye en un océano de soledad. El islote que representa el restaurante les salva del naufragio en el que suelen encontrarse sus vidas. A pesar de todo, cada capítulo es un canto a la esperanza y termina con una sonrisa. La tristeza que suele aderezar todas las historias se transforma en optimismo gracias a la energía senadora del pequeño restaurante de Shinjuku.

Midnight Diner” está dirigida por Jōji Matsuoka, y está protagonizada por Kaoru Kobayashi, Joe Odagiri y Mansaku Fuwa.

midnight-diner-netflix

Los personajes de Midnight Diner se refugian en el pequeño restaurante en busca de comprensión y consejo

“Después de la tormenta”, la película más personal de Hirokazu Kore-eda

Una fuerte tormenta de verano obliga a pasar una noche juntos a un hombre en crisis, su hijo, su madre y su ex-esposa. Esa inesperada situación permite a Hirokazu Kore-eda profundizar en el laberinto de las relaciones de una familia japonesa contemporánea.

Ryota es un escritor venido a menos que tiene que ganarse la vida trabajando como detective. Sus exiguos ingresos no le llegan para mantener a su hijo de once años, Shingo, que vive con su ex-mujer, Kyoto, por la que aún se siente atraído. Para obtener ingresos extra, Ryota apuesta en las carreras de caballos y juega con frecuencia a la lotería, pero la suerte parece haberle dado la espalda y sus deudas no paran de crecer. La vida de Ryota va de fracaso en fracaso y para colmo de males descubre que su ex-mujer está empezando una relación con otro hombre.

Después de "Mi pastelería en Tokyo", Kirin Kiki vuelve a realizar una interpretación magistral

Después de “Una pastelería en Tokyo”, Kirin Kiki vuelve a realizar una interpretación magistral

De vez en cuando, Ryota se refugia en el calor de su heterodoxa madre, papel magistralmente interpretado por Kirin Kiki, la inolvidable protagonista de “Una pastelería en Tokyo”.

Hirokazu Kore-eda utiliza este fresco familiar para indagar con su naturalidad habitual en los conflictos interpersonales de la clase media japonesa. Su mirada, tan serena como incisiva, observa la vida cotidiana de sus personajes, convirtiendo lo doméstico en arte. Cada situación de la vida diaria, después de ser encuadrada por la cámara de Kore-eda, se transforma en un momento mágico, en un instante impregnado de energía.

El drama de Ryota es el drama de la inmensa mayoría de los adultos, cuyas vidas no cumplen con sus sueños infantiles. Enfrentarse a quien realmente somos y aceptar que no somos quien queríamos ser son dos asignaturas pendientes para muchas personas.

despues-tormenta-yoko-maki

El fracaso tiñe la vida de los personajes de Kore-eda pero todos encaran cada nuevo instante con una amable sonrisa. El cine de Koree-eda es optimista, lleno de dulzura, pero no renuncia a mostrar, eso sí con pinceladas de buen humor, las sombras que entintan nuestra existencia. Su experiencia en la dirección de documentales está presente en cada plano otorgando a su cine una atmósfera testimonial, convirtiéndonos en espectadores invisibles de la vida de otros.

“Después de la tormenta” es la decimoquinta película de Hirokazu Kore-eda, uno de los directores más internacionales de Japón. Después de “Nuestra hermana pequeña” o “De tal padre, tal hijoKore-eda vuelve a brindarnos una pequeña gran historia, una obra sin matices, naturalista, al más puro estilo de Yasujirō Ozu. 

despues-tormenta

En una reciente entrevista, Hirokazu Kore-eda aseguró que “Después de la tormenta” es su película más autobiográfica. También comentó que la idea de que no todo el mundo puede convertirse en lo que desea ser le rondaba desde hacía años. El personaje central, Ryota, es víctima de sus limitaciones profesionales – es un escritor que trabaja como detective – pero también de sus limitaciones como padre, marido e hijo.

“Nuestra hermana pequeña”, una película que eleva lo cotidiano a obra de arte

“Nuestra hermana pequeña” es una película, dirigida por Hirokazu Kore-eda, que explora los límites de la vida diaria para construir un hermoso canto a la familia.

La historia se centra en tres jóvenes hermanas que viven juntas en la ciudad costera de Kamakura, situada a unos 50 km al suroeste de Tokyo. Cuando asisten al funeral de su padre, que vivía en la prefectura de Yamagata junto a su tercera esposa, conocen a la hija que su padre tuvo con su segunda esposa, una adolescente llamada Suzu. La conexión entre las cuatro es inmediata y deciden vivir juntas en Kamakura.

nuestra-hermana-pequeña-kore-eda

La historia de “Nuestra hermana pequeña” está basada en el manga “Umimachi Diary” (Diario de una ciudad costera), de la autora Akimi Yoshida, una serie de 5 tomos dirigida al público femenino adulto y galardonada con el prestigioso premio Manga Taishō.

La película muestra con una extremada sensibilidad la vida de las cuatro jóvenes, en el colegio, en sus trabajos, con sus novios, conformando un mosaico de situaciones que recuerdan al cine del maestro Yasujiro Ozu por su maestría a la hora de retratar escenas de la vida cotidiana.

Las tres hermanas Kōda, Sachi (29), Yoshino (22) y Chika (19), viven en una casa tradicional cercana al mar, tras ser abandonadas cuando eran pequeñas, primero por su padre, que huyó con una mujer, y poco después por su madre, quedando al cuidado de su abuela materna. Con el paso del tiempo, y pese a sus notables diferencias, entre las tres hermanas surge una estrecha unión. Sachi, la mayor, que trabaja de enfermera, es muy responsable y recta, Yoshino trabaja en un banco y es muy ingenua, y Chika, la más joven, sólo piensa en divertirse.

La irrupción en sus vidas de la pequeña Suzu (13) les aporta una nueva dosis de frescura e ilusión y las transporta a ese lado perdido de su infancia.

captura-de-pantalla-2016-11-09-a-las-2-11-09

“Nuestra hermana pequeña” es una película costumbrista, una mirada serena al Japón más doméstico, un relato que transforma al espectador en un improvisado voyeur. La sensibilidad de Hirokazu Kore-eda nos muestra la vida tal como es, sin filtros, sin ambages, y convierte el hogar familiar en un templo consagrado a la supervivencia.

La llegada de la pequeña Zuzu a la vida de las hermanas Kōda supone una oportunidad de redimir los pecados paternos a través de la ternura de una mirada adolescente.

nuestra-hermana-pequeña-kore-eda

nuestra-hermana-pequeña-kore-eda+

,

El arte de copiar en Japón

En Occidente, copiar siempre inspira connotaciones negativas. Sin embargo, en Japón copiar es una búsqueda de la perfección, un camino sin fin hacia la excelencia. En el país del sol naciente una copia es un reflejo mejorado, una proyección más bella que el original. ¿A qué se debe que los japoneses copien, adapten y mejoren como nadie?

geisha-foto

Hasta el siglo IV el idioma japonés era un idioma sin escritura, sin alfabeto, y el conocimiento se transmitía a través de la lengua hablada, no existían libros, ni manuscritos. Los japoneses, en vez de inventar un nuevo sistema de escritura, decidieron importar los ideogramas hanzi de la escritura china. Estos caracteres no se ajustaban completamente a las necesidades idiomáticas del japonés, por lo que debieron ser adaptados y ampliados transformándose en los kanji, que actualmente conocemos como base de la escritura japonesa. Además, este sistema se completó en los siglos posteriores con tres alfabetos más: hiragana, katakana y romaji.

kanji

En la religión japonesa sucede algo parecido. El sintoísmo es la religión nativa de Japón, nunca llegó a extenderse a ningún otro lugar del mundo. A pesar de esa omnipresencia en todo el archipiélago japonés desde hace miles de años, el sintoísmo fue permeable a las influencias del confucianismo y el budismo, religiones que llegaron a las islas en torno al siglo I. No sólo conviven desde entonces, sino que en muchos aspectos de la vida diaria, estos tres pensamientos se han fusionado constituyendo un ejemplo de tolerancia único en el mundo. Con el tiempo, el budismo, además, se perfeccionó creando una rama más depurada, más refinada, la corriente que se conoce como “budismo zen”. El príncipe Shotoku, que vivió a principios del siglo I, afirmó que “la religión japonesa era un árbol an el que el sintoísmo era el tronco, el budismo las ramas y el confucianismo, las hojas”.

oracion-japon-sintoismo

La cocina japonesa, probablemente la cocina más variada y exquisita del mundo, también importó ideas e ingredientes de otras culturas. La sopa Ramen, aunque es uno de los platos más populares de Japón, es de origen chino, no se conoce a ciencia cierta cuando se introdujo en el archipiélago, pero en la actualidad existen numerosas variedades de Ramen que pueden encontrarse en todos los rincones. Incluso existe un Museo del Ramen, ubicado en la ciudad de Yokohama.

Otro ejemplo dentro de la cocina japonesa es el curry, una mezcla de especias picantes de origen indio, que ha dado lugar a una amplia variedad de platos que combinan diferentes alimentos como pollo, mariscos o pato. El curry fue introducido en Japón por los ingleses durante la Era Meiji (1869-1913), años en los que la India formaba parte del Imperio Británico. Una vez más, los japoneses no se conformaron con importarlo, lo adaptaron y lo mejoraron, creando una amplia variedad de platos, entre los que destaca el maree raisu, arroz blanco con curry, aunque también existen platos basados en curry que no utilizan arroz, como el karē udon (fideos gruesos) o el karē-pan (pan de curry). Y no podemos olvidar las hamburguesas, un plato que introdujeron los americanos durante la ocupación posterior a la II Guerra Mundial y que los japoneses mejoraron creando variedades como hanbāgu. Han acabado siendo tan populares las hamburguesas en Japón que sólo Mcdonald´s ha podido resistir el embate de los restaurantes locales, que han acabado desterrando a gigantes como Burber King o Wendy, que tuvieron que abandonar Japón. 

ramen

También podemos citar los famosos konbini, las tiendas 24 horas que proliferan por todas las ciudades de Japón. El primer konbini lo abrió la cadena 7 Eleven en 1974 y desde entonces se han abierto más de 50.000 establecimientos de varias marcas por todo el país. No sólo los japoneses mejoraron el concepto norteamericano de las convinience stores – a las que ellos rebautizaron “konbini” – sino que un grupo de empresarios japoneses incluso llegaron a comprar la empresa 7 Eleven en 2005.

Otro caso interesante es el manga. Osamu Tezuka, el padre del manga, creó un nuevo estilo narrativo en los años 50, mezclando las técnicas de las películas de Disney con los cómics americanos. Tezuka era un gran admirador de las películas de animación y quiso trasladar esa expresividad al papel dando vida a un nuevo género narrativo que entusiasma hoy a millones de personas de todo el mundo.

Osamu Tezuka, el padre del manga. Foto: Wikipedia

Osamu Tezuka, el padre del manga. Foto: Wikipedia

Y la lista no acaba ahí. Podemos incluir también el archifamoso sushi, que en realidad surgió en China como método para mantener el pescado fresco. Pero quizás el caso más llamativo sea el Santuario de Ise. uno de los templos sintoístas más venerados de Japón. Cada veinte años el santuario es derruido para volver a construirlo piedra a piedra, porque según el sintoísmo la naturaleza muere y renace cada veinte años. Como la primera reconstrucción fue ordenada por la Emperatriz Jitō en 692, el Santuario de Ise ha sido reconstruido más de 60 veces.

Los japoneses incluso han inventado una palabra para definir este proceso de adaptación y mejora, lo denominan “iitoko-tori”, que significa literalmente “coger las cosas buenas”. ¿Pero por qué los japoneses no tienen ningún reparo a la hora de integrar ideas surgidas en otros lugares? Probablemente la razón se encuentre en su concepto de la humildad. Los occidentales somos más individualistas y egocéntricos, mientras que los japoneses piensan más en el colectivo y no se identifican tanto con sus obras. Esa visión, tan alejada del ego, permite percibir las innovaciones exteriores como oportunidades y nunca como amenazas.

tokyo-noche

A lo largo de su historia los japoneses han sabido importar nuevas ideas, adaptándolas a sus necesidades específicas. Y siempre las han mejorado gracias a esa mezcla tan nipona de sacrificio, paciencia y humildad.

Godzilla llega a Chikuzen, Fukuoka

Una gigantesca figura de Godzilla de más de 7 metros de altura y 10 de largo se exhibe desde el 1 de noviembre en una granja de la ciudad de Chikuzen, perteneciente a la prefectura de Fukuoka. La figura, fabricada con madera, bambú y paja, ha sido realizada gracias a la labor de 210 voluntarios de la zona y permanecerá expuesta hasta principios de diciembre.

Foto: © TOHO CO., LTD

Foto: © TOHO CO., LTD

La figura está basada en el último modelo de Godzilla, que aparece en la película “Shin Gojira” (Godzilla Resurgence), estrenada este pasado verano en los cines japoneses y que aún no sabemos si se estrenará en nuestras pantallas.

Un equipo de más de 20 personas participaron en el proceso de creación durante cuatro meses y un sistema de luces LED emite durante la noche un resplandor que le otorga a al figura un aire terrorífico.

Esta no es la primera estatua de Godzilla que se levanta en Japón, pero sin duda es la más ligera que se ha creado nunca. El objetivo era completarla antes del 5 de noviembre, fecha en la que se celebra la Fiesta de la Cosecha. Entre la población local crece la preocupación por las fuertes lluvias y las posibles consecuencias que pueden tener sobre la estructura de la figura. Además el riesgo de posibles incendios también es un motivo de preocupación.

godzilla-fukuoka

 Foto: © TOHO CO., LTD

Diálogo con Banana Yoshimoto en La Casa del Lector

Esta tarde hemos asistido a un encuentro con Banana Yoshimoto organizado por la Fundación Japón y la Casa del Lector del Matadero de Madrid. Banana Yoshimoto es, junto a Haruki Murakami, una de las escritoras japonesas con mayor proyección internacional. Nació en Tokyo en 1964 y estudió literatura en la Universidad de Nihon. Con motivo de la celebración del XXII Salón del Manga, Banana Yoshimoto aprovechó su estancia en Barcelona para acercarse a Madrid y participar en un interesante diálogo con Toshihiko Fukuda, su agente en España, amigo personal de la escritora y CEO de la web www.esjapon.com. Banana Yoshimoto, cuyo verdadero nombre es Mahoko Yoshimoto. es autora de una dilatada y exquisita obra compuesta por más de cincuenta ensayos, novelas y relatos, entre los que destacan Kitchen, N.P, Amrita, Sueño profundo, Recuerdos de un callejón sin salida o Un viaje llamado vida.

Firma de Banana Yoshimoto en nuestro ejemplar de N.P

Firma de Banana Yoshimoto en nuestro ejemplar de N.P

El diálogo comenzó con la lectura por parte de Yoshimoto de un fragmento de su libro “Recuerdos de un callejón sin salida”. Mientras la escritora leía en japonés, la gran pantalla del Auditorio del Matadero mostraba el texto en castellano.

Su pseudónimo “Banana” viene de su amor por la naturaleza y, en concreto, por las flores del banano. El fragmento que Banana Yoshimoto eligió para su lectura inicial trataba, según la propia autora, sobre el maltrato infantil y sobre el envenenamiento, dos fenómenos de triste actualidad en el país nipón.

banana-yoshimoto-recuerdos-callejon-sin-salida

Banana Yoshimoto leyendo un fragmento de Recuerdos de un callejón sin salida

Según nos contó el moderador Toshihiko Fukuda, Banana Yoshimoto pertenece a una familia de intelectuales, su padre es Takaaki Yoshimoto, un reconocido filósofo, su madre es poetisa y su hermana mayor, Haruno Yoiko, es una reputada mangaka.

Banana Yoshimoto nos confesó que su primera obra la escribió cuando tenía cinco años y que le llevó cuatro años terminarla. A esa edad ya sabía que su vida iba a girar en torno a las palabras.

Banana Yoshimoto firmando libros

Banana Yoshimoto firmando libros

En sus novelas, Yoshimoto suele utilizar dos temas recurrentes: los personajes principales suelen ser mujeres y la muerte suele estar siempre presente. También nos comentó que le gusta mucho el cine, especialmente el genero de terror y que le gustan algunos directores españoles, como Alejandro Amenábar, Juan Antonio Bayona e isabel Coixet.

En la fase final del evento, Banana Yoshimoto respondió a varias preguntas formuladas tanto por internautas que las enviaron a la web de la Fundación Japón como de varios asistentes al encuentro.

banana-yoshimoto-casa-del-lectorbanana-yoshimoto-dialogo-madrid