La importancia de llamarse Hideaki Kobayashi

Al igual que el personaje de la obra de Oscar Wilde, este japonés, menudo y sonriente, parece hacerse pasar por un amigo imaginario con el único propósito de divertirse. Sin embargo, su vestido de colegiala es mucho más que un disfraz, es todo un símbolo de libertad.

En la última edición del Japan Weekend de Madrid, un evento dedicado al manga, anime, videojuegos y cultura japonesa, tuve la oportunidad de conocer a Hideaki Kobayashi. Se trata de un personaje singular, único, de esos que sólo parecen existir en una sociedad tan contradictoria y lejana como la japonesa. No pude resistir la tentación de fotografiarme junto a él y aquel momento activó mi curiosidad. Desde ese instante, que no pude prolongar más de diez segundos porque una veintena de personas esperaban su turno ante mis ojos, me propuse investigar sobre su vida. ¿Quién era el hombre que se ocultaba tras ese traje de colegiala? ¿Y por qué había decidido vestirse de esa guisa?

Al llegar a casa rastreé en Google y encontré varios resultados. Comprobé que la fama de Hideaki Kobayashi era mayor de lo que imaginaba. Resulta que Hideaki Kobayashi es toda una celebridad en su país y cuenta con una legión de seguidores, sobre todo en su página de Twitter.

La historia de Hideaki Kobayashi, conocido en Japón como “el abuelo colegiala”, empieza un día de junio del año 2011, cuando un restaurante de Yokohama, especializado en Ramen, puso en marcha una pintoresca promoción: regalaría un Ramen a todos los hombres mayores de treinta años que acudieran al restaurante vestidos de colegiala. Hideaki Kobayashi, que ya por aquellos años se aproximaba a la cincuentena (ahora tiene 55 años), no dudó en enfundarse un seifuku (制服), el traje tradicional de las colegialas japonesas, y se acercó al restaurante así vestido.

abuelo-colegiala

Aquella experiencia cambió su vida para siempre. Por alguna extraña razón, Hideaki se sintió muy cómodo con aquel vestido y empezó a fotografiarse. Luego se le ocurrió subir sus fotos vestido de colegiala a Twitter y pronto comprobó que tenían un enorme éxito y que la gente no paraba de retwittearlas.

Hideaki Kobayahi es ingeniero experto en programación y trabaja como fotógrafo de cosplay (la moda de disfrazarse de personajes de anime y videojuegos). Vestirse de colegiala le pareció un acto de liberación y esta razón siempre ha sido la mejor excusa que ha encontrado para justificar su afición.

Las primeras veces que salía a la calle vestido de colegiala, Hideaki temía que la gente le insultara o incluso le denunciara, pero su sorpresa fue mayúscula cuando comprobó que la gente simplemente le observaba entre incrédula y asombrada.

Después de repetir la experiencia durante varios días y comprobar que nadie le molestaba, Hideaki decidió pasear así vestido los fines de semana por Tokyo.

abuelo-vestido-colegiala

La gente que se encontraba a Hideaki por la calle, le fotografiaba y subía sus fotos a Twitter. En pocas semanas la red social se inundó de fotos de Hideaki y el abuelo colegiala se convirtió en una celebridad. De repente, muchos jóvenes le paraban por la calle y se fotografiaban junto a él.

Pero aquello fue sólo el principio de una nueva vida. Hideaki desempolvó una vieja idea y empezó a producir bandas de música pop, para las que además trabajaba como fotógrafo para promocionar sus discos. En la actualidad forma parte de un grupo de chicas llamado “Chaos de Japon”.

La historia de Hideaki Kobayashi es un ejemplo de reafirmación y de superación. En un país tan conservador como Japón, “el abuelo colegiala” es todo un símbolo para todos los jóvenes que desean fortalecer su individualidad y destacar dentro de una sociedad donde el colectivo aplasta al individuo. Incluso en un barrio tan excéntrico como Harajuku, donde los turistas no se cansan nunca de fotografiar a los cosplayers, Hideaki destaca por encima de todos por ser un personaje realmente único y excepcional.

abuelo-colegiala-japon

Un día la historia de Hideaki Kobayashi llegó a oídos de una academia tokiota llamada Waseda Juku, que propuso a Hideaki impartir conferencias a sus estudiantes con el propósito de estimular a los jóvenes para que se conocieran mejor a sí mismos y se atrevieran a ser quien realmente quieren ser. Waseda Juku es una academia que ayuda a los estudiantes de instituto a preparar las duras pruebas de acceso a la universidad.

waseda-juku-hideaki-kobayashi

El mensaje que Hideaki traslada a los jóvenes en cada conferencia es claro y rotundo: Sé tú mismo. No dejes que nadie escriba tu destino, sé tú el dueño de tus pasos, y que no te importe nunca lo que piensen los demás. Las conferencias están abiertas a padres y alumnos y se centran en la importancia del estudio en la vida de los jóvenes sin olvidarse nunca de ser feliz.

La reacción de los jóvenes siempre es positiva y ven en Hideaki Kobayashi un modelo a seguir por su valentía y determinación.

¿Por qué Tokyo Ghoul es uno de los primeros animes que deberías ver?

tokyo-ghoul

Tokyo Ghoul (東京喰種:トーキョーグール, pronunciado en japonés Tōkyō Gūru) es un anime japonés basado en el manga de mismo nombre de Sui Ishida. La serie fue estrenada en el canal Tokyo MX en 2014 y consta de dos temporadas.

Para iniciarse en el mundo del anime, este es un buen punto de partida. Su trama se asemeja a la de muchos thrillers y series policíacas occidentales, por lo que no es demasiado chocante para nuestras mentes europeas. Para los que hayan crecido viendo series como Doraemon, Oliver y Benji, Mazinger Z o Sailor Moon, la serie es un buen ejemplo si quieres aprender a separar el anime de las series de dibujos infantiles. Tokyo Ghoul está dirigida a un público adolescente y adulto, aunque a los occidentales nos pueda parecer una locura ya que es una serie de animación. Además, los dibujos representan con realismo las calles de Tokio, combinando una estética oscura pero a la vez hermosa. Cualquiera que haya visitado la ciudad será capaz de reconocer algunos lugares que aparecen en la serie.

tokyo-ghoul-skyline

En el mundo paralelo de Tokyo Ghoul, los ghouls (unos seres con aspecto normal, pero que se alimentan de carne humana) viven escondidos en la sociedad tokiota. Por su naturaleza, los ghouls son perseguidos por una agencia de investigadores de policía conocida como la CCG.

Ken Kaneki, un humano de 18 años que estudia en la universidad, visita frecuentemente un Café llamado Anteiku sin saber que está regentado por ghouls. Allí conoce a una chica llamada Rize Kamishiro, de la que se encapricha rápidamente. Después de pedirle una cita y que ésta transcurra sin incidentes, Kaneki se ofrece a acompañarla a casa y Rize acepta. Pero al llegar a un callejón aislado, Rize desvela su verdadera identidad como ghoul y amenaza con devorar a Kaneki. Es entonces cuando ocurre un terrible accidente, y les cae una enorme viga encima. Rize muere al instante, pero Ken aún puede salvarse. Los médicos, sin conocer la verdadera naturaleza de Rize, deciden transplantarle su órganos a Kaneki para salvarle la vida. Cuando él despierta, días después, poco a poco se va percatando de que ya no es el mismo de antes, y empieza a buscar explicaciones sobre qué es lo que le está pasando. La carne humana comienza a tentarlo inexplicablemente hasta que llega a un punto de desesperación, hasta que otros ghouls se enteran de su existencia y le acogen bajo su tutela.

tokyo-ghoul-poster

Con tiempo y ayuda, Ken comienza a aceptar su condición y aprende que los ghouls también son capaces de amar, de empatizar, de dar la vida por los que quieren… A través de las experiencias de sus congéneres ghouls, Kaneki observa lo parecidos que en realidad son a los humanos.

Tokyo Ghoul es una serie recomendada a los amantes del gore, aunque no es de las más sangrientas. Pero no sólo trata sobre violencia, sino que también es un anime que se centra en las relaciones humanas (o en este caso de ghouls) y la aceptación de uno mismo. Es una de las más seguidas fuera de Japón, como habréis podido comprobar los que hayáis estado en la Japan Weekend del sábado 11 y domingo 12 de febrero.

Si te interesa, la primera temporada está disponible en Netflix.

Conferencia “Japonismo erótico”, el arte de la representación del sexo

conferencia-japonismo-eroticoEl pasado martes 31 de enero asistimos en Casa Asia a la conferencia “Japonismo erótico” impartida por Ricard Bru, profesor de Historia del Arte en la Universidad Autónoma de Barcelona y experto en cultura japonesa.

El japonismo fue un movimiento artístico que tuvo un gran impacto en Europa durante la segunda mitad del siglo XIX y el inicio del siglo XX. De hecho el arte japonés influyó decisivamente en la obra de maestros como Van Gogh, Degas, Rodin, Picasso, Toulouse-Lautrec, Klimt, Ingres o Beardsley.

shunga-japonismo-erotico

Entre la obra japonesa que se introducía en Europa durante aquellos años llegaban obras de tema erótico que databan del período Edo (603-1868), y que aparecían en pinturas, libros y en estampas llamadas “shunga”. Entre los principales artistas de esa época destacaban nombres como Suzuki Harunobu, Katsushika Hokusai y Kitagawa Utamaro, que ejercieron una poderosa influencia en los grandes pintores europeos de la época.

japonismo-erotico-madrid

Durante la conferencia, el profesor Ricard Bru proyectó numerosas imágenes que demostraban esa influencia a través de comparativas entre diversas obras europeas y el arte erótico japonés. La famosa obra “El origen del mundo” de Gustave Courbet o “Estudio de vagina” de Mariano Fortuny son dos ejemplos que prueban esta teoría. Su parecido con pinturas de autores japoneses es mas que evidente.

La palabra japonesa “shunga” proviene del chino y significa “imágenes de primavera”, resultando “la primavera” una metáfora muy extendida para representar el acto sexual. Las escenas reflejadas en los “shunga” describían relaciones sexuales protagonizadas por miembros de todos los estamentos sociales de Japón: nobles, comerciantes, samuráis, monjes budistas e incluso seres mitológicos.

hayashi-tademasa-japonismo

Las obras eróticas japonesas fueron muy codiciadas tanto por los nobles japoneses como por la aristocracia europea y norteamericana y llegaban a Europa gracias a la gestión de marchantes japoneses como Hayashi Tadamasa, que era considerado poco menos que un traidor por las autoridades niponas. Sólo entre 1890 y 1901 Tadamasa vendió más de 150.000 estampas y casi 10.000 libros ilustrados entre los nobles y los intelectuales europeos.

shunga-erotismo-pintura-japonesa

El mismísimo Pablo Picasso se refirió en estos términos a los shunga: “Hay un tipo de grabados antiguos japoneses hechos con tinta negra y pintados a mano sólo con color rojo. ¡Me encantan! Tengo muchos y son eróticos. ¡Son magníficos! Los ukiyo-e de épocas posteriores no me gustan tanto, pero que fantásticas son las obras de la época primitiva!”.

La conferencia estuvo organizada por Fundación Japón y contó con la presencia de su director Shoji Yoshida.

degas-pimtura-japonesa

Ricard Bru es profesor de Historia del Arte en la Universidad Autónoma de Barcelona, Doctor en Historia del Arte por la Universidad de Barcelona. Master de Estudios Asiáticos. Postgrado de lengua, cultura y negocios japoneses (Senshû University, Tokio). Ha sido profesor del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Barcelona (UB) y desde el 2015 es profesor del Departamento de Arte y Musicología de la UAB. Algunas de sus obras más destacadas son los libros Els orígens del Japonisme a Barcelona (2011) y Erotic Japonisme. The influence of Japanese Sexuality on Western Artists (2013). Es miembro del consejo editorial de la revista Journal of Japonisme (Brill, Leiden) y miembro de la Society for the Study of Japonisme (Tokio).

erotismo-japones-pintura-shung

“Atelier”, un dorama japonés que eleva la lencería a la categoría de arte

atelier-dorama-japones

Atelier” es una serie de 13 capítulos co-producida por Fuji TV y Netflix y dirigida por Ryûta Ogata. Para nosotros ha sido una agradable sorpresa y, sin ser aficionados a la moda, nos cautivó desde el primer capítulo.

Para los occidentales “Atelier” muestra algunos rasgos no muy conocidos de la personalidad del pueblo japonés, adentrándose en rasgos que contrastan e incluso contradicen algunos de los estereotipos más extendidos fuera de Japón. Por ejemplo, en “Atelier” los personajes son apasionados, intensos, imprevisibles, y no esconden sus sentimientos, al contrario, los exhiben sin reservas, gritan, ríen, lloran, sorprendiendo tal despliegue de emociones en una obra japonesa.

atelier-mao daichi

Además, en un país donde el machismo convive con la tecnología de última generación, “Atelier” es una historia de mujeres protagonizada por mujeres, y constituye una rara avis que atrae y desconcierta a partes iguales a muchos occidentales.

La serie es por encima de todo una historia sobre la creatividad y la fidelidad a unos valores. La trama arranca con Mayuko, una joven recién licenciada en Diseño de Moda, que se incorpora como becaria en una prestigiosa firma de alta lencería llamada “Emotion”, que está dirigida por Mayumi Nanjo, una famosa diseñadora que goza de una excelente reputación en el sector de la moda.

A través de las creaciones de Mayumi Nanjo, Mayuko descubre un nuevo mundo de glamour y sofisticación pero también conoce los sinsabores de un sector frenético, superficial y un tanto deshumanizado.

dorama-atelier-netflix

La relación materno filial que surge entre aprendiz y maestra constituye el auténtico eje de la serie, un choque de visiones y temperamentos que nutre a la trama de una tensión irresistible. Mayuko es inexperta e insolente, pero también eficiente y decidida; Mayumi Nanjo es exigente y distante, pero también comprensiva y generosa. A lo largo de la serie los roles de aprendiz y maestra van desplazándose de una a otra alimentándose ambas de los defectos y virtudes ajenas.

El papel de Mayumi Nanjo lo interpreta la veterana actriz Mao Daichi, conocida por su trayectoria en el teatro, el cine y la TV, y que luce a sus espléndidos 61 años una belleza serena y llena de elegancia.

Mirei Kiritani interpreta a Mayuko Tokita, una joven actriz y modelo que ha trabajado ya en numerosas películas, series y anuncios desde 2006.

El resto de personajes lo forman sobre todo los integrantes del equipo de Emotion, un grupo muy reducido y comprometido, compuesto por cinco personajes interpretados por Wakana Saka (Mizuki Nishizawa, diseñadora senior). Ken Kaito (gerente), Maiko (la otra diseñadora senior), Masako Chiba (la empleada más antigua de la empresa) y Dori Sakurada (ayudante del gerente). El resto del reparto lo integran Mayuko Kawakita, la mejor amiga de Mayuko, y Nicole Ishida, la top model que acaba entablando una sólida amistad con Mayuko.

Cada capítulo de “Atelier” es un homenaje a la pasión por el trabajo bien hecho, a la dignidad, a la excelencia y al compañerismo. A través de los ojos de la joven Mayuko el telespectador se va adentrando en un mundo fascinante donde belleza y sensibilidad se funden con las pasiones humanas, dando vida a un arte íntimo, casi secreto. La lencería se convierte en las manos de Mayumi Nanjo en una disciplina artística a la altura de la pintura o la música, convirtiendo a las mujeres en auténticas esculturas vivientes.

atelier-serie-lenceria

El interés de Mayuko por la profesión es desbordante, aunque su concepto de la lencería es muy diferente a la idea exclusiva y refinada de Mayumi Nanjo, lo que acarrea diversos enfrentamientos entre ambas, dando lugar a algunos de los momentos más emotivos de la serie. Incluso Mayuko llega a diseñar su propia línea de lencería provocando un auténtico tsunami en la empresa, situación que obliga a Mayumi Nanjo a replantearse un giro radical en su carrera profesional.

Atelier” está llena de momentos memorables, como por ejemplo, el desfile que supone para Mayuko su bautismo de fuego y en el que demuestra sus dotes de liderazgo, ganándose la confianza y el respeto, no sólo de su jefa y sus compañeros, sino también de periodistas, proveedores y competidores.

Mención aparte merece la banda sonora de la serie, compuesta por el norteamericano Tim Wynn, que contribuye a crear una atmósfera mágica y envolvente que salpimenta la trama con una partitura repleta de frescura y delicadeza.

“Atelier” es una serie enmarcada en el Japón más contemporáneo, ese Japón bullicioso y cosmopolita que se respira en Shibuya y en Ginza. Pero a la vez es una serie sencilla, sugerente, profunda, llena de matices y claroscuros, un sencillo homenaje a la creatividad y a los conflictos generacionales.

atelier-TV-japon

“Shin Godzilla”, vuelve el monstruo más famoso de Japón

A finales del pasado mes de agosto mi hija Isabel y yo viajamos por primera vez a Japón. Imaginaos nuestra alegría – especialmente la mía, no os voy a engañar – cuando nos topamos en la cartelera tokyota con nada más y nada menos que una nueva entrega de la saga Godzilla. “Shin Godzilla” emergía ante nosotros con la misma fuerza con la que el monstruo surge en la gran pantalla de las profundidades marinas. 

Y una ocasión así se merecía una sala a la altura, así que nos fuimos a los Toho Cinemas que se encuentran en Roppongi Hills, una de las zonas más vanguardistas de Tokyo. Allí nos presentamos una noche para ver “Shin Godzilla”, y como seguro que os estáis imaginando, en japonés y sin subtítulos. La experiencia fue agridulce, no vamos a negarlo, porque por un lado no entendimos nada de los abundantes diálogos que aparecían durante la película, pero por otro, nos sobrecogió la música de Akira Ifukube, la partitura original de 1954 y los efectos especiales que mostraban a un Godzilla que mutaba a lo largo de la película y que devastaba todo lo que encontraba a su paso.

shin-godzilla-cartel

Cinco meses después de nuestro viaje a Japón, “Shin Godzilla” se ha estrenado en las pantallas españolas y como es lógico no tardamos mucho en ir a verla, de nuevo en versión original en japonés, pero esta vez con subtítulos en español.

Shin Godzilla” (Shin Gojira, en su versión original) es la vigésimo novena entrega de la saga, la trigésimo primera, si contamos las dos producciones norteamericanas de 1998 y 2014. El proyecto puede considerarse una recreación del espíritu original de la saga iniciada en 1954, enmarcada en un ambiente post-nuclear (Hiroshima y Nagasaki, por aquel entonces, y Fukushima, en la actualidad). Incluso, la película cuenta con diversos homenajes a la primera producción dirigida por Ishiro Honda, como su impresionante banda sonora y los gritos originales del monstruo.

“Shin Godzilla” está co-dirigida por Hideaki Anno, responsable de la serie “Neon Genesis Evangelion” (1995-1996) y Shinji Higuchi, el mago de los efectos especiales y director de la celebrada “Ataque a los titanes” (2015). La película está cargada de crítica social y política, que se evidencia en las permanentes reuniones que mantienen los diversos comités de crisis que se organizan para luchar contra Godzilla: gobierno, ayuntamiento, ejército… La inoperancia de los líderes japoneses resulta irritante, a lo largo de la película se suceden interminables conversaciones inútiles, una alusión evidente a la mala gestión atribuida a las autoridades niponas durante la crisis provocada por el accidente nuclear de Fukushima en 2011. Mientras Godzilla convierte en ruinas todo lo que encuentra a su paso, los burócratas se enredan en protocolos y reuniones que desesperan al espectador.

Aunque parezca mentira “Shin Godzilla” es una película de cine político, supone una reinvención inesperada del mito creado por la productora Toho en 1954, una revisión actualizada y con dardos envenenados que van directos al inconsciente colectivo de los japoneses, donde la burocracia, el culto a la autoridad y la amenaza nuclear ocupan un espacio destacado.

“Shin Godzilla” desconcierta desde su comienzo, al igual que la primera entrega de la saga sorprendió en su día por su mensaje pacifista y antinuclear, tras la ocupación de Estados Unidos que duró hasta 1951 (aunque las tropas norteamericanas aún continúan en Japón), y tan sólo nueve años después de la rendición japonesa que marcó el fin de la Segunda Guerra Mundial. No en vano el gran Akira Kurosawa incluyó Godzilla en el puesto 34 en su lista de sus 100 películas favoritas.

shin-godzilla

“Shin Godzilla” recupera ese espíritu crítico, que tanto contrasta con el universo hollywoodiense, y lo combina con ese ritmo sosegado tan característico del cine japonés. Se trata de una película impersonal, pero a la vez coral, donde los personajes no tienen un especial protagonismo, eclipsados por la sombra omnipresente de Godzilla, y nunca llegan a conectar emocionalmente con el espectador. Sin embargo, la trama va avanzando con fuerza, acompañando al monstruo en su evolución, uno de los rasgos más característicos del Godzilla contemporáneo, ya que a diferencia de sus predecesores, en “Shin Godzilla” el monstruo experimenta sucesivas mutaciones a lo largo de la historia. 

En resumen, “Shin Godzilla” plantea una nueva formulación del mito y constituye una revisión en toda regla de la metáfora más famosa del miedo japonés a la amenaza nuclear.

shin-godzilla

XXVIII Concurso de Oratoria en Japonés para españoles

concurso-oratoria-japones-ateneo-madridEl pasado viernes 20 de enero tuvimos la oportunidad de asistir a la XXVIII edición del Concurso de Oratoria en Japonés. Pese a las numerosas ediciones celebradas en años anteriores para nosotros suponía un acontecimiento completamente nuevo y no teníamos muy claro que nos iba a deparar la tarde.

Llegamos al Ateneo de Madrid unos quince minutos antes del comienzo del concurso y aprovechamos para disfrutar desde nuestro asiento con la belleza de las espectaculares pinturas murales que coronaban el mítico Salón de Actos del Ateneo.

El acto fue presentado por María Jesús Ruz Conejo – ganadora del concurso en 2004 y que repetía por segundo año consecutivo como maestra de ceremonias – que dio paso a diversas personalidades que dirigieron unas palabras al público asistente. Entre ellos, Masashi Mizukami, embajador de Japón en España, Yoshiatsu Doi, presidente de la Asociación Cultural Hispano-Japonesa Tora, Mónica Fernández Muñoz, Secretaria General Técnica del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y Alejandro Sanz Romero, presidente de la sección de Literatura del Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid.

embajador-japon-españa-ateneo

El jurado estaba compuesto por Kubo Toshibiro, director del Colegio Japonés de Madrid, Azuma Kiyoshi, presidente de los Empresarios Japoneses de Madrid (SuiyO-kai), Yoshida Shoji, director de la Fundación Japón, Francisco Barberán Pelegrín, profesor de Lengua Japonesa del Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Zaragoza, Florentino Radio García, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Fernando Rodríguez Izquierdo, ex-catedrático de la Universidad de Sevilla, Suzuki Akira, Agregado Cultural de la Embajada de Japón y Suzuki Shigeko, ex profesora de Lengua Japonesa de la Universidad Autónoma de Barcelona.

jurado-concurso-oratoria-japones-2017

Después de los discursos de bienvenida, la presentadora María Jesús Ruz Conejo dio paso a los concursantes, que uno por uno y pese a su juventud, sorprendieron al público por su dominio del idioma japonés.

Al término del concurso, y tras un prolongado tiempo de deliberaciones, el Jurado decidió los nombres de los premiados.

Grupo I: Nivel básico (de uno a dos años de estudio de lengua japonesa)

1º premio: Alexandra Carnicero Aznar, Zaragoza

2º premio: María Teresa Pérez Zaballos, Las Palmas de Gran Canaria

3º premio: Rodrigo Larrubia Salado, Málaga

2017-concurso-oratoria-japones

Grupo II: Nivel superior (más de dos años de estudio de lengua japonesa)

1º premio: Diego Alonso Cañizares, Madrid

2º premio: Irene Lorente Moliner, Madrid

3º premio: Jonatan Álvarez, Barcelona

Premio del Embajador: Claudia Bonillo Fernández, Zaragoza

ganadores-concurso-oratoria-japones-2017

Los ganadores del 1º premio de cada grupo recibieron como obsequio un billete de avión de ida y vuelta a Japón por gentileza de JAL (Japan Airlines) y la agencia de viajes JTB.