, ,

Los Neko-Cafés, las cafeterías con gatos que arrasan en Japón

nekocafe8

Fuente: japonko

A pesar de ser una de las principales atracciones del país del sol naciente, los Neko-Cafés (o cafes de gatos) nacieron en Taiwán en el año 1998. Ganaron tanta fama en Japón que en 2004 el primer Neko-Café japonés abrió sus puertas en Osaka. Hoy en día, sólo en Tokio hay al menos 39 de ellos.

nekocafe7

Fuente: Japonko

La popularidad en Japón de estas peculiares cafeterías tiene una explicación. En muchos edificios de apartamentos está prohibido tener animales, así que los japoneses optan por acudir a estas cafeterías para tener un descanso de su ajetreada vida diaria. Recientes estudios sugieren que acariciar gatos y escuchar su ronroneo no sólo tiene efectos terapéuticos, sino médicos también, relacionados con la salud cardiovascular.

nekocafe2

Fuente: Japonko

Existen diferentes tipos de Neko-Cafés, especializados en gatos de la misma raza o del mismo color (los gatos negros son especialmente populares), y cafeterías con el mismo concepto pero con otras mascotas como conejos o búhos.

buho

Fuente: Japonko

Todos los Neko-Cafés cumplen estrictas reglas que aseguran la salud y el bienestar de los animales, evitando que sean agobiados por los clientes, además de intentar concienciar a los clientes sobre el abandono y el maltrato animal que han podido sufrir sus gatos.

nekocafe5

Fuente: Japonko

El primer Neko-Café de España, La Gatoteca, abrió sus puertas el 15 de octubre de 2013 en Madrid. Es la sede física de ABRIGA, una asociación sin ánimo de lucro que se encarga de ayudar a gatos sin hogar. Si quieres saber más sobre ellos, visita su página web: lagatoteca.es

Os dejamos aquí un vídeo para que veáis cómo funciona el mejor Neko-Café de Tokio:

, ,

Las randoseru, mochilas japonesas con siglos de historia

randoseru-3

Fuente: goinjapanesque.com

Las randoseru son las típicas mochilas de cuero (o imitación) que usan todos los niños japoneses durante los seis años de educación primaria.

De todas las tradiciones centenarias japonesas, el uso de las randoseru es una de los más inesperados. Sorprendentemente, su origen se remota al período Edo, hace aprox. 200 años, y están inspiradas en el diseño de las ‘ransel’ (palabra de la que deriva ‘randoseru‘) que se usaban en los Países Bajos. Fue una de las muchas reformas que se hicieron en aquella época para ‘occidentalizar’ el país y, en particular, el ejército. Fue en 1887 cuando se comenzaron a usar las randoseru como mochilas para los alumnos de primaria. El príncipe heredero fue el primero en llevar una al colegio, cuyo diseño era prácticamente idéntico al de las mochilas del ejército para honrar a sus tropas. Desde entonces, se ha convertido en un artículo imprescindible para todos los niños japoneses.

randoseru-2

Fuente: carryology.com

Debido al elevado precio de las randoseru (alrededor de los 40.000 yenes en los modelos más básicos, es decir, unos 300 euros), la mayoría de los japoneses no pudieron permitírselas hasta el crecimiento económico que se produjo en el país tras la Segunda Guerra Mundial. Aunque parezca una cantidad desmesurada para una mochila, hay que tener en cuenta que las randoseru son manufacturadas con materiales de primera calidad y que aguantan décadas de uso diario.

Tsuchiya, una de las empresas confeccionadoras de estas mochilas más características, decidió celebrar su 50 aniversario poniendo a la venta nuevos modelos de randoseru para adultos. A pesar de costar 100.000 yenes (762 euros) la unidad, este modelo ha sido un éxito rotundo en Japón. En todas las ocasiones que salieron a la venta, se agotaron el primer día.

randoseru-1

Fuente: Tsuchiya

Os dejamos aquí un vídeo que explica el proceso de manufacturación de las randoseru: