, ,

Los Neko-Cafés, las cafeterías con gatos que arrasan en Japón

nekocafe8

Fuente: japonko

A pesar de ser una de las principales atracciones del país del sol naciente, los Neko-Cafés (o cafes de gatos) nacieron en Taiwán en el año 1998. Ganaron tanta fama en Japón que en 2004 el primer Neko-Café japonés abrió sus puertas en Osaka. Hoy en día, sólo en Tokio hay al menos 39 de ellos.

nekocafe7

Fuente: Japonko

La popularidad en Japón de estas peculiares cafeterías tiene una explicación. En muchos edificios de apartamentos está prohibido tener animales, así que los japoneses optan por acudir a estas cafeterías para tener un descanso de su ajetreada vida diaria. Recientes estudios sugieren que acariciar gatos y escuchar su ronroneo no sólo tiene efectos terapéuticos, sino médicos también, relacionados con la salud cardiovascular.

nekocafe2

Fuente: Japonko

Existen diferentes tipos de Neko-Cafés, especializados en gatos de la misma raza o del mismo color (los gatos negros son especialmente populares), y cafeterías con el mismo concepto pero con otras mascotas como conejos o búhos.

buho

Fuente: Japonko

Todos los Neko-Cafés cumplen estrictas reglas que aseguran la salud y el bienestar de los animales, evitando que sean agobiados por los clientes, además de intentar concienciar a los clientes sobre el abandono y el maltrato animal que han podido sufrir sus gatos.

nekocafe5

Fuente: Japonko

El primer Neko-Café de España, La Gatoteca, abrió sus puertas el 15 de octubre de 2013 en Madrid. Es la sede física de ABRIGA, una asociación sin ánimo de lucro que se encarga de ayudar a gatos sin hogar. Si quieres saber más sobre ellos, visita su página web: lagatoteca.es

Os dejamos aquí un vídeo para que veáis cómo funciona el mejor Neko-Café de Tokio:

, ,

Las randoseru, mochilas japonesas con siglos de historia

randoseru-3

Fuente: goinjapanesque.com

Las randoseru son las típicas mochilas de cuero (o imitación) que usan todos los niños japoneses durante los seis años de educación primaria.

De todas las tradiciones centenarias japonesas, el uso de las randoseru es una de los más inesperados. Sorprendentemente, su origen se remota al período Edo, hace aprox. 200 años, y están inspiradas en el diseño de las ‘ransel’ (palabra de la que deriva ‘randoseru‘) que se usaban en los Países Bajos. Fue una de las muchas reformas que se hicieron en aquella época para ‘occidentalizar’ el país y, en particular, el ejército. Fue en 1887 cuando se comenzaron a usar las randoseru como mochilas para los alumnos de primaria. El príncipe heredero fue el primero en llevar una al colegio, cuyo diseño era prácticamente idéntico al de las mochilas del ejército para honrar a sus tropas. Desde entonces, se ha convertido en un artículo imprescindible para todos los niños japoneses.

randoseru-2

Fuente: carryology.com

Debido al elevado precio de las randoseru (alrededor de los 40.000 yenes en los modelos más básicos, es decir, unos 300 euros), la mayoría de los japoneses no pudieron permitírselas hasta el crecimiento económico que se produjo en el país tras la Segunda Guerra Mundial. Aunque parezca una cantidad desmesurada para una mochila, hay que tener en cuenta que las randoseru son manufacturadas con materiales de primera calidad y que aguantan décadas de uso diario.

Tsuchiya, una de las empresas confeccionadoras de estas mochilas más características, decidió celebrar su 50 aniversario poniendo a la venta nuevos modelos de randoseru para adultos. A pesar de costar 100.000 yenes (762 euros) la unidad, este modelo ha sido un éxito rotundo en Japón. En todas las ocasiones que salieron a la venta, se agotaron el primer día.

randoseru-1

Fuente: Tsuchiya

Os dejamos aquí un vídeo que explica el proceso de manufacturación de las randoseru:

 

,

Ramune: el refresco japonés famoso por su original botella

En Japón existen diferentes tradiciones, eso está claro. Diferentes maneras de comer, vivir o trabajar. Pero, curiosamente, también existen diferentes maneras de tomar un refresco.

El Ramune se ha hecho mundialmente famoso no por su sabor, sino por el diseño de su botella, que está fabricada con vidrio y está sellada con una canica, que se mantiene en su sitio gracias a la presión generada por la carbonización de la bebida. La botella se abre empujando con un pequeño instrumento incluido en la tapa. Para evitar que la canica caiga en el líquido una vez se haya abierto la botella, el cuello se estrecha lo suficiente como para que la canica quede atrapada entre éste y la boquilla.

ramune

Ramune cuenta con una amplia gama de sabores

La primera vez que uno bebe Ramune, resulta difícil evitar que la canica obstruya el orificio de la boquilla e interrumpa el flujo de la bebida. Después de unos intentos, se vuelve más fácil. Aún así, se diseñó un nuevo cuello de la botella que mantiene la canica en sus sitio. El diseño característico de su botella se conoce como ‘botella de cuello Codd, en honor a su inventor, Hiram Codd.

ramune-como-abrir-botella

Este gráfico muestra cómo abrir una botella de Ramune. Fuente: web Crown Trading Co.

Existen muchos sabores diferentes, pero el original es lima-limón. De hecho, la palabra ‘Ramune’ nació de la pronunciación japonesa del inglés ‘lemonade’. Otros sabores son: plátano, chicle, kimchi, pulpo y wasabi.

En Japón se conoce como la bebida del verano, tanto que el sonido que hace la canica al caer se asocia a las noches de verano japonesas en las que un Ramune bien frío es la mejor manera de refrescarse. Curiosamente, entre los niños es popular no sólo porque les recuerde al verano, sino porque creen que la botella se asemeja a la cara de un extraterrestre.

Si alguna vez necesitáis ayuda para abrir una botella de Ramune, aquí tenéis un vídeo que lo explica perfectamente:

,

7 rasgos que hacen que los japoneses sean como son

Para acercarse a la cultura japonesa es imprescindible conocer algunos conceptos que han cincelado la identidad del pueblo nipón desde hace siglos. A continuación os explicamos algunas claves culturales que os servirán de brújula para adentraros en la cultura japonesa. Sin un conocimiento básico de estas claves es imposible entender la idiosincrasia de un país tan complejo y apasionante como Japón.

1. Bushido

¿Cuántas veces has oído hablar de los samurais? A los samurais se les conocía también como “bushi”, que significa “guerrero”. Entre los siglos IX y XII desempeñaron un papel protagonista en la sociedad japonesa. “Bushido” (武士道) es un término que suele traducirse como “el camino del guerrero”. Se trata de un código ético que utilizaban los samurais para guiar sus vidas y dar sentido a sus actos. Consiste en un conjunto de normas muy estrictas que exigían lealtad y honor hasta la muerte.

samurai-kusakabe-kimbei

Tres samurais. Fotografía tomada por el mítico fotógrafo Kusakabe Kimbei (1841 – 1934)

El bushido se inculcaba todos los japoneses de las clases dirigentes y con el paso del tiempo se ha ido extendiendo a todos los hombres y mujeres que querían impregnar a sus vidas de valores elevados y de una conducta intachable.

El bushido ha bebido de cuatro fuentes principales: el confucianismo, del que heredó el culto y la adoración a los antepasados; el budismo, del que incorporó la aceptación de la muerte como una realidad ineludible; el zen, del que importó su búsqueda constante de la perfección; y el sintoísmo, del que integró su amor por todas los seres vivos.

El bushido es el resultado de diversas corrientes de pensamiento que se fueron integrando durante varios siglos e identificó a unos hombres que se distinguieron por tener un código moral basado en la nobleza y la lealtad.

Ese código moral del bushido reconocía siete virtudes: la justicia, el coraje, la benevolencia, el respeto, la honestidad, el honor y la lealtad.

A partir de 1600 las luchas que desangraron Japón durante siglos fueron cesando y el país empezó a evolucionar hacia una sociedad más modernizada y menos feudal. En ese nuevo contexto histórico, el papel de los samurais empezó a resultar anecdótico. En 1870 los samurais fueron oficialmente abolidos y tuvieron que buscarse nuevos empleos en las ciudades.

En la actualidad el espíritu del bushido está presente, por ejemplo, en las artes marciales o en el sumo,

2. Geishas

Las geishas son posiblemente uno de los iconos más populares y a la vez más controvertidos de la cultura japonesa. La palabra geisha (芸者) proviene de los fonemas chinos “Gei”, que significa “arte”, y “Sha” que significa “persona”. Es decir, una geisha puede definirse como una persona con habilidades en diferentes artes.

Su delgadez, su rostro blanquecino, su kimono o sus pasos rápidos y cortos son rasgos que siguen causando fascinación aún después de 400 años, fecha en la que se considera que surgieron las primeras geishas.

geisha-maquillaje

Dos maiko maquillándose dentro del templo Kinkakuji de Kioto. Foto de Wikipedia con licencia Creative Commons

Una geisha (芸者) es una artista cuya función es entretener a sus clientes. Para ello utiliza artes como la danza, la conversación y la música, para las que es entrenada concienzudamente desde niña. Durante esa etapa de aprendizaje a las niñas y jóvenes se las conoce como maiko, y lucen vestidos, collares y peinados característicos. Alrededor de los veinte años, las maiko están preparadas para convertirse en geishas y se las considera así mediante una ceremonia denominada “erikae” (襟替え). cuyo significado literal es “cambio de cuello”. Durante la ceremonia la joven cambia el cuello rojo del kimono de la maiko por el blanco de la geisha. En Gion, el distrito de Kioto donde viven numerosas geishas, las recién iniciadas bailan una danza llamada Kurokami durante la ceremonia.

Algunas geishas cuentan con la protección de un danna, una especie de patrocinador que costea gran parte de sus gastos. Esta figura era muy frecuente en la antigüedad pero actualmente casi ha desaparecido. Los danna suelen ser hombres adinerados que quieren asegurarse una atención preferente por parte de una geisha. Los servicios que ofrece una geisha a su patrocinador se acuerdan mutuamente y pueden llegar en algunos casos a las relaciones sexuales. En este punto surge la polémica y muchas personas, sobre todo fuera de Japón, consideran a las geishas como una versión sofisticada de las prostitutas.

En cualquier caso, el código moral de las geishas es muy estricto y la vida de las geishas se rige por unas normas muy disciplinadas y rigurosas.

3. Sumo

El sumo (相撲) es probablemente el deporte más popular en Japón. Los campeones de sumo son estrellas mediáticas adoradas por ejércitos de fans. y a diferencia del béisbol o las carreras de caballos – los otros dos deportes rey en Japón – el sumo es autóctono del país y mantiene rasgos del sintoísmo.

sumo-utagawa-kuniyoshi

Luchador de sumo. Dibujo de Utagawa Kuniyoshi (1797 – 1861), uno de los últimos maestros japoneses de la técnica del ukiyo-e. Foto de Wikipedia bajo licencia Creative Commons

El sumo es un tipo de lucha en la que dos luchadores pugnan por enviar a su oponente fuera del dohyo, un circulo de 4,55 metros de diámetro que se enmarca dentro de un cuadrado de 6,7 metros en cada lado. Para que un luchador resulte victorioso basta con que una parte del cuerpo de su oponente, que no sea las plantas de los pies, toque el suelo fuera del dohyo.

Sólo existe una categoría llamada banzuke y todos los luchadores deben competir en la misma categoría, sea cual sea su peso.

No está permitido tirarse del pelo, atacar a los ojos o pegar con el puño cerrado.

A lo largo del año se celebran seis torneos o basho, los seis meses impares, es decir, enero, marzo, mayo, julio, septiembre y noviembre. Tres tienen lugar en Tokyo y los otros tres tienen como sedes Nagoya, Osaka y Fukuoka.

En total están registrados en Japón sesenta y seis luchadores profesionales que compiten en las dos ligas que existen.

Todos los luchadores consagran su vida al sumo y viven en un heya o gimnasio, en el que viven en comuna con una rutina muy estricta.

4. La reverencia en Japón

La reverencia u ojigi (お辞儀) puede parecer un saludo demasiado formal o solemne para los occidentales, pero en Japón se trata de un gesto cotidiano que se repite constantemente en todas las esferas de la vida diaria: en la familia, en la escuela, en el trabajo, en las tiendas. La reverencia es la forma habitual de saludo entre los japoneses, y existen diferentes tipos de reverencia según el momento y las personas que se encuentran.

Contrariamente a lo que piensan muchas personas en Occidente, el significado de la reverencia nada tiene que ver con la idea de humillación o sumisión. La referencia se utiliza para dar la bienvenida, para despedirse, para mostrar agradecimiento o para pedir perdón. Inclinarse ante alguien significa literalmente “entregar la cabeza” (頭を差し出す), y eso significa confiar en la otra persona. 

Los cuatro tipos de reverencia que se utilizan en Japón son:

1.   Eshaku (会釈): 15º de inclinación. Sirve para saludar a un amigo o un compañero de trabajo y también lo utiliza un superior para saludar a sus subordinados.

2.   Futsuurei (普通礼): 30º de inclinación. Se usa para saludar a un superior       

      dentro de la empresa y para dar la bienvenida a los clientes.

3.   Teineirei (丁寧礼): 45º de inclinación. Se utiliza para mostrar un

      agradecimiento sincero y profundo o para para pedir perdón.

4.   Saikeirei (最敬礼): 90º de inclinación. Sirve para pedir un favor muy

      importante o para pedir perdón tras haber cometido una falta muy

      grande.

El gesto de la reverencia está tan arraigado en los japoneses que muchos se inclinan cuando hablan por teléfono, cuando visitan las tumbas de sus antepasados o cuando van a comer en señal de agradecimiento ante los alimentos que tienen frente a ellos.

También existen diferencias entre hombres y mujeres a la hora de realizar una reverencia. Mientras los hombres se inclinan con los brazos pegados al cuerpo y las palmas de las manos pegadas a los muslos, las mujeres se inclinan cruzando ambas manos por delante.

5. Hiroshima

Es imposible profundizar en la identidad japonesa sin detenerse a analizar lo que significaron para el pueblo japonés las bombas atómicas lanzadas durante la Segunda Guerra Mundial. Japón es el único país del mundo que ha sufrido los efectos devastadores de unas bombas atómicas sobre su suelo.

Hiroshima (広島市) es una ciudad situada en la región de Chugoku, al oeste de Japón. Es tristemente famosa por haber sido el blanco de la primera bomba atómica lanzada sobre una población habitada. La bomba fue lanzada el 6 de agosto de 1945 y tres días después, el 9 de agosto, Estados Unidos lanzó una segunda bomba sobre Nagasaki.

Ambos ataques acabaron con la vida de 246.000 japoneses, de los cuales sólo la mitad fallecieron los días de los bombardeos. El resto perdieron la vida durante los meses y años siguientes, víctimas del envenenamiento por radiación, leucemia y diversos tipos de cánceres.

El 15 de agosto de 1945, siete días después del bombardeo sobre Nagasaki, el ejército japonés anunció su rendición incondicional, lo que significó el fin de la Segunda Guerra Mundial y marcó el inicio de un periodo de ocupación estadounidense, que concluyó, siete años después, el el 28 de abril de 1952. Fue la primera y única vez que Japón ha sido ocupado por una potencia extranjera.

¿Por qué el ejército americano eligió Hiroshima para lanzar la primera bomba atómica?

El Comité para la elección de los objetivos había recomendado HiroshimaKiotoYokohama y Kokura porque eran ciudades cuya superficie superaba los 4,8 km. de diámetro y donde la explosión causaría graves daños,

En 1945 Hiroshima contaba con una fuerte industria y era clave para la fabricación de armamento, albergaba un importante depósito de armas y ofrecía una estratégica salida al mar a través de su puerto de embarque. Además, las montañas que rodean la ciudad concentrarían la explosión y multiplicarían los daños.

Para los aliados era esencial que el bombardeo tuviera un efecto psicológico devastador sobre el pueblo japonés. De esa forma la rendición inmediata estaría asegurada. Finalmente Hiroshima y Nagasaki fueron las elegidas. La decisión de no lanzar la bomba sobre Kioto se atribuye a Henry L. Stimson, secretario de Guerra, que parece que pasó su luna de miel en Kioto y admiraba su belleza.

hiroshima-cupula-genbaku

Hiroshima: Cúpula Genbaku, un monumento a la Paz. Foto Wikipedia bajo licencia Creative Commons

La huella que han dejado sobre el pueblo japonés las dos bombas atómicas lanzadas en 1945 aún está presente en la psique colectiva. Pese a la discreción de los japoneses, su tendencia al silencio sobre el pasado imperialista del país y el aparente olvido que impusieron las autoridades, con el Emperador Hirohito a la cabeza, Hiroshima es un símbolo de la sinrazón, un monumento a la destrucción y al horror.

Los que quieran profundizar en este suceso, tan triste como determinante para el curso de la historia japonesa, no deben dejar de visitar el Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima (広島平和記念資料館).

6. Cerezo en flor

El cerezo en flor o sakura (桜) es uno de los símbolos más emblemáticos de la cultura japonesa. Los japoneses disfrutan contemplando la floración de los cerezos en primavera y dan largos paseos para deleitarse con la belleza de ese fenómeno natural. Los parques y jardines se tiñen de blanco y rosa y las ciudades reciben esta explosión de vida con curiosidad y admiración.

La vida de la flor del cerezo es muy corta, apenas dura un par de semanas, por lo que, si viajas a Japón en primavera y quieres disfrutar de su belleza, no debes dejarlo para el último momento. Durante la primera semana las flores alcanzan su esplendor (mankai), y a lo largo de la segunda semana los cerezos van dejando caer sus hojas.

Cerezos en flor en el Parque Takaoka Kojo en Takaoka. Foto Wikipedia bajo licencia Creative Commons

Cerezos en flor en el Parque Takaoka Kojo en Takaoka. Foto Wikipedia bajo licencia Creative Commons

Durante estos días los japoneses pasean y disfrutan haciendo picnics en los parques. A esta actividad se la conoce en Japón como “hanami”, que significa literalmente “contemplar las flores”. Es una antigua tradición que aún pervive con fuerza y que demuestra una vez más la admiración del pueblo japonés por la belleza presente en la naturaleza.

Son muchos los lugares donde disfrutar del hanami se convierte en un auténtico espectáculo. Entre los más visitados cada año suelen estar el monte Yoshino, dentro de la prefectura de Nara, que cuenta con más de 3.000 cerezos; el Parque Inokashira, situado al oeste de Tokyo y conocido por albergar el Museo Ghibli, cuyo río Sakura acoge a cientos de personas que lo navegan subidos a pequeñas embarcaciones desde donde observan los cerezos de ambas orillas; y el Parque Maruyama, localizado en Kioto, en el barrio de Gion, que cuenta con un sofisticado sistema de iluminación que permite disfrutar el hanami durante la noche.

Para los japoneses la floración de los cerezos representa la fugacidad de la vida, su transitoriedad, y para muchos contiene un alto valor espiritual.

7. Pena de muerte

Fuera de Japón muy poca gente conoce que la pena de muerte es legal en el país del sol naciente. En un país donde los índices de criminalidad son extremadamente bajos, la pena capital se aplica en los casos de homicidio y traición. Una contradicción más en el país de los contrastes.

En la sociedad japonesa no existe un debate abierto sobre la pena de muerte, en realidad la gente muestra una sorprendente pasividad y sólo un 9,7% de los japoneses se manifiestan a favor de su abolición. Esta noticia emitida en RTVE y que muestra imágenes grabadas por una cadena de TV japonesa es muy ilustrativa. Además, los ecos del caso de Iwao Hakamada, que pasó 42 años en una cárcel esperando su ejecución por un crimen que no cometió, llegaron a todos los rincones y fue utilizado por los detractores de la pena de muerte en todo el mundo para denunciar esta violación de los derechos humanos. Japón es, junto con Estados Unidos, el único país del G-8 que tiene institucionalizada la pena de muerte en su legislación.

Este vídeo cuenta el caso de Iwao Hakamada, el hombre que más tiempo estuvo condenado a muerte en el mundo. Estuvo 42 años en el corredor de la muerte en Tokio hasta que fue liberado, cuando se demostró su inocencia.

Durante la Edad Media (siglos XII – XVI) la pena de muerte estuvo prohibida y a lo largo de esos tres siglos la influencia del budismo, una religión que aborrece incluso matar animales, convivió con una fuerte tradición guerrera donde las ejecuciones estaban a la orden del día.

A partir de la Restauración Mejij (1866-1869) Japón adoptó un modelo judicial de corte occidental y en 1880 aprobó la pena de muerte. Desde la instauración de este modelo las leyes no han cambiado, pero las sentencias de muerte y el número de ejecuciones han ido variado en cada período histórico.

, ,

Los curiosos y únicos Kit-Kat de Japón

kitkat-5

Fuente: Nestlé

Uno de los souvenirs más populares que los turistas se traen de sus viajes a Japón son las curiosas chocolatinas de allí. Por supuesto, entre ellas no podrían faltar los Kit-Kat.

A pesar de ser de origen suizo, los Kit-Kat se han convertido en un icono japonés, tanto que las ventas de este chocolate superaron a las de Meiji Chocolate (la marca de chocolatinas japonesa más popular) en los años 2012-2014. Desde el año 2000, se han producido más de 300 ediciones limitadas de Kit-Kat en el país del sol naciente. Curiosamente, la pronunciación del nombre de esta chocolatina es muy similar a la expresión Kitto Kattsu (きっと勝つ), que en japonés significa ‘la victoria está asegurada’. La propia compañía utilizó este juego de palabras para una campaña en la que proponían usar los Kit-Kat como un amuleto de buena suerte para los estudiantes que fuesen a examinarse de Selectividad en Japón. En los envoltorios de los Kit-Kat del kit de regalo para estudiantes hay un espacio en blanco en el que se pueden escribir mensajes de ánimo y buena suerte.

 

 

kitkat-2

Fuente: Nestlé

Los Kit-Kat japoneses se han hecho famosos alrededor del mundo por sus increíbles sabores.  Algunos de los más populares resultan familiares, como fresa, manzana o café. Otros son más curiosos, como judía roja, té matcha e incluso salsa de soja. En 2016 se introdujo el sabor de sake, la característica bebida japonesa. Algunos sabores están limitados a ciertas regiones y sólo se venden en las tiendas específicas de aquella región. Se tratan de sabores muy característicos de aquella zona, que algunos viajeros se dedican a coleccionar por Japón.

kitkat-1

Fuente: Nestlé

Desde el año 2014 existen en Japón unas tiendas dedicadas únicamente a vender Kit-Kat. Estas tiendas, llamadas Kit-Kat Chocolatory, venden Kit-Kats exclusivos y de alta calidad, más caros y refinados.

kitkat-3

Fuente: Nestlé

Otros sabores se producen únicamente durante épocas específicas, como el sabor a calabaza en Halloween o el de té verde de cerezo para San Valentín.

kitkat-4

Fuente: Nestlé

 

La demanda de Kit-Kat en Japón es tan alta que en 2017 Nestlé anunció que abriría una nueva fábrica de esta chocolatina en el país, 25 años después de la apertura de la última fábrica.

Si estáis interesados en probar estos Kit-Kat tan especiales pero no podéis o no queréis ir a Japón, hay solución. Nestlé vende estas chocolatinas online en su propia página y a través de Amazon. Eso sí, el precio es elevado.

Aquí tenéis el enlace a la tienda Kit-Kat Chocolatory online: https://chocolatory.nestle.jp/ (sólo disponible en japonés e inglés).

Y aquí un anuncio japonés de Kit-Kat de té verde:

 

,

Los inodoros electrónicos japoneses

img_6855a

Desde hace décadas Japón es uno de los países pioneros en tecnología, al que Occidente copia descaradamente. Curiosamente, hay una invención característica japonesa que no termina de convencer en Occidente: los inodoros electrónicos o washlets (ウォシュレット).

A partir de la década de los ’00, en más de la mitad de los hogares japoneses se pueden encontrar estos retretes electrónicos. Hoy en día, el 80% de las casas tienen estos washlets. A pesar de su elevado precio, también se usan en baños públicos. De hecho, el primero con el que los viajeros se topen será probablemente en el aeropuerto.

img_6856

Hay muchos tipos de washlets, algunos más complejos que otros. Algunas de las funciones más básicas son el famoso chorro de limpieza (femenino y masculino), el secado y la calefacción. Pero otros tienen funciones más curiosas, como la emisión de un sonido o música para evitar que otros te oigan en el baño (más común en baños públicos) y LEDs nocturnos. El precio de estos inodoros puede alcanzar los 3.000 dólares, dependiendo de las funciones que ofrezca.

Claro que estos no son los únicos tipos de retretes usados en Japón. También se usan los occidentales que todos conocemos y, sorprendentemente, los de tipo “placa turca”. Los últimos son los tradicionales enAsia, que consisten en un agujero en el suelo sobre el que hay que acuclillarse. Este tipo de inodoro no supondrá un problema para los turistas occidentales que teman usarlo, ya que probablemente sólo lo encuentren en baños públicos en los que también habrá inodoros occidentales. Poco a poco, los retretes de tipo “placa turca” están desapareciendo.

inodoro_japones_tradicionaljapon

Fuente: www.taringa.net

El éxito de los washlets en Japón es, según muchos, debido a la obsesión de este país por la limpieza y la pureza. Esto implica que en Occidente, donde esta obsesión no existe de manera tan generalizada, los washlets parezcan excesivos e innecesarios. Es cuestión de tiempo conocer si estos curiosos retretes llegarán al mundo occidental como han hecho otros muchos inventos japoneses.

,

Los konbinis y su éxito en Japón

img_4641

Fuente: Japonko

Cualquiera que haya visitado Japón sabe que los konbinis son una parte imprescindible de la vida diaria de los japoneses. Al igual que los jidohanbaiki (máquinas expendedoras), los konbinis están por todas partes y abren a todas horas.

La palabra konbini (コンビニ) viene de convenience, que significa comodidad en inglés. El nombre es muy preciso, ya que estas tiendas son tan exitosas en Japón debido a la comodidad que proporcionan a los trabajadores de este país, ya que abren a todas horas. La mayoría de ellos tienen horarios muy estrictos y necesitan invertir el menor tiempo posible en comer. Los konbinis venden todo tipo de comida japonesa, ya sea fría o caliente, ya que calientan la comida allí en el momento. Muchos de los konbinis también tienen espacios para comer, normalmente barras muy estrechas para comer en solitario, como hacen la mayoría de los trabajadores japoneses.

img_4642

Fuente: Japonko

Las convenience stores nacieron en Estados Unidos en 1927 y llegaron a Japón en 1974, cuando se abrió el primer 7-Eleven japonés. El éxito de estos establecimientos en el país del sol naciente fue desmesurado. En 1974 existían 1.000 konbinis en Japón. En 1996 había 47.000, una por cada 2.000 habitantes.

Las dos empresas de konbinis más grandes de Japón, 7-Eleven y Lawson, son de origen estadounidense. En 2005, 7-Eleven se convirtió en una empresa subsidiara de Seven & i Holdings, un grupo minorista japonés. En 2001, el grupo Mitsubishi compró todas las acciones de Lawson.

konbini-3

Fuente: https://bartman905.wordpress.com/2010/07/22/konbini/

Para los viajeros con un presupuesto limitado, los konbinis son perfectos para la alimentación diaria debido a su reducido precio, comparado al de un restaurante corriente en Japón.

Los konbinis, a pesar de ser de origen americano, se han convertido en una parte imprescindible de la cultura japonesa moderna y de la vida diaria de los japoneses.

,

Las jidohanbaiki: las máquinas expendedoras de Japón, imposibles de perder de vista

El número de habitantes en Japón es aproximadamente de 130 millones. ¡Por cada 23 de ellos hay una máquina expendedora! No sorprende descubrir que es el país con mayor número de máquinas expendedoras, conocidas como jidohanbaiki, por habitante, sobre todo para los que hayan visitado el país del sol naciente. Encontrarse una de estas por las calles de Japón es inevitable, incluso en los pueblos más pequeños y recónditos del archipiélago.

Las más comunes (e imposibles de perder de vista) son las de bebida. Curiosamente, no sólo venden bebida fría, sino que también ofrecen bebidas calientes como café. Para diferenciar lo más fácil es fijarse en el color de la etiqueta del precio: si es de color azul, la bebida será fría; mientras que si es de color rojo, la bebida será caliente. Acertar con tu bebida es complicado, ya que a no ser que sepas leer japonés, no sabrás qué acabas de comprar hasta que te lo bebas.

jidohanbaiki-2

Pero no sólo existen las típicas máquinas expendedoras también comunes en Occidente, sino que se pueden encontrar jidohanbaiki de todo tipo. Por ejemplo, de arroz, de paraguas (ya que en Japón es vergonzoso no llevar paraguas en la calle mientras llueve), de camisetas, de corbatas (esencial en el ámbito laboral japonés), de mascarillas (ya que es de mala educación no llevar mascarilla si estás enfermo) e incluso de juguetes (aunque son menos comunes).

jidohanbaiki-5

Fuente: http://www.japan-talk.com/jt/new/japan

También es muy común encontrarse jidohanbaiki que venden comida caliente como ramen, pizzas o hamburguesas.

jidohanbaiki-4

Fuente: http://www.japan-talk.com/jt/new/japan

Algo muy curioso de las máquinas expendedoras en Japón es que no sólo se encuentran en espacios cerrados como los ‘Conbinis‘ o el metro, sino que están por todas partes, incluso en espacios rurales. No te preocupes por pasar hambre o sed en Japón, ¡las jidohanbaiki siempre estarán a tu servicio!

jidohanbaiki-3

Debido a que la tasa de vandalismo en Japón es prácticamente inexistente, apenas existen jidohanbaiki estropeadas o maltratadas, por lo que mantenerlas e instalar nuevas le resulta muy barata a las empresas dueñas.

Os dejamos un vídeo muy especial para que podáis comprobar la importancia de las jidohanbaiki en la cultura japonesa.

,

Kigurumi: el ‘pijama’ que causa furor en Japón

kigurumi-1

Foto: Pika Pika Shop https://www.pikapikashop.com/

El término Kigurumi está formado por dos palabras. La primera es ‘Kiru‘, que en japonés significa vestirse, y la segunda es ‘nuigurumi, cuya traducción es ‘muñeco de peluche’.

Al ver en qué consiste un Kigurumi, el término japonés resulta muy preciso. Aunque tradicionalmente ‘Kigurumi‘ se usaba para referirse a los disfraces de cuerpo entero que imitaban animales (como el típico Mickey Mouse que vende globos), en la actualidad también se usa para denominar estos curiosos ‘pijamas’ de una sola pieza. Puede que a nosotros nos parezcan ropa ‘de estar por casa’, pero en Japón los Kigurumi también se emplean como disfraces que llevar a las convenciones de manga/anime o a los festivales. Si alguna vez has estado en Héroes Manga o en la Japan Weekend aquí en Madrid, habrás visto a más de un otaku (chico o chica) con un Kigurumi.

kigurumi-2

Foto: Tokyo Fashion http://tokyo-fashion.tumblr.com/

Normalmente, cuando se emplea el Kigurumi como disfraz y no como pijama, el maquillaje suele corresponder al aspecto del animal o personaje del cosplay. Por ejemplo, si tu Kigurumi es de Pikachu, te pintarás las mejillas con un llamativo colorete rojo. Pero no es reglamentario, ya que también es normal maquillarse de cualquier otra manera o simplemente no hacerlo.

Si te preocupa que sólo puedas llevar tu Kigurumi en otoño o invierno, debes saber que también existe el Kigurumi de verano. Aunque, si somos sinceros, no parece muy adecuado para el verano en España, donde se superan los 40 grados centígrados.

kigurumi-3

Foto: Nazya http://nazya.com/

Pero no solo existen Kigurumi de animales o personajes japoneses, sino que también se pueden encontrar Kigurumi de Stitch, Winnie the Pooh, Sulley (Monstruos S.A), Nemo y otros.

kigurumi-4

Foto: Buy Pajamas https://www.pajamasbuy.com/

Pero ten por seguro que, sea cual sea tu animal o personaje favorito, hay un Kigurumi perfecto para ti.

Si te interesa, la página Kigurumi Shop tiene Kigurumi de todo tipo de animales y personajes, además de accesorios curiosos como gorros, sacos de dormir, ponchos y cabezas gigantes. Aquí dejamos el link: https://kigurumi-shop.com/

kigurumi-shop

,

El arte de copiar en Japón

En Occidente, copiar siempre inspira connotaciones negativas. Sin embargo, en Japón copiar es una búsqueda de la perfección, un camino sin fin hacia la excelencia. En el país del sol naciente una copia es un reflejo mejorado, una proyección más bella que el original. ¿A qué se debe que los japoneses copien, adapten y mejoren como nadie?

geisha-foto

Hasta el siglo IV el idioma japonés era un idioma sin escritura, sin alfabeto, y el conocimiento se transmitía a través de la lengua hablada, no existían libros, ni manuscritos. Los japoneses, en vez de inventar un nuevo sistema de escritura, decidieron importar los ideogramas hanzi de la escritura china. Estos caracteres no se ajustaban completamente a las necesidades idiomáticas del japonés, por lo que debieron ser adaptados y ampliados transformándose en los kanji, que actualmente conocemos como base de la escritura japonesa. Además, este sistema se completó en los siglos posteriores con tres alfabetos más: hiragana, katakana y romaji.

kanji

En la religión japonesa sucede algo parecido. El sintoísmo es la religión nativa de Japón, nunca llegó a extenderse a ningún otro lugar del mundo. A pesar de esa omnipresencia en todo el archipiélago japonés desde hace miles de años, el sintoísmo fue permeable a las influencias del confucianismo y el budismo, religiones que llegaron a las islas en torno al siglo I. No sólo conviven desde entonces, sino que en muchos aspectos de la vida diaria, estos tres pensamientos se han fusionado constituyendo un ejemplo de tolerancia único en el mundo. Con el tiempo, el budismo, además, se perfeccionó creando una rama más depurada, más refinada, la corriente que se conoce como “budismo zen”. El príncipe Shotoku, que vivió a principios del siglo I, afirmó que “la religión japonesa era un árbol an el que el sintoísmo era el tronco, el budismo las ramas y el confucianismo, las hojas”.

oracion-japon-sintoismo

La cocina japonesa, probablemente la cocina más variada y exquisita del mundo, también importó ideas e ingredientes de otras culturas. La sopa Ramen, aunque es uno de los platos más populares de Japón, es de origen chino, no se conoce a ciencia cierta cuando se introdujo en el archipiélago, pero en la actualidad existen numerosas variedades de Ramen que pueden encontrarse en todos los rincones. Incluso existe un Museo del Ramen, ubicado en la ciudad de Yokohama.

Otro ejemplo dentro de la cocina japonesa es el curry, una mezcla de especias picantes de origen indio, que ha dado lugar a una amplia variedad de platos que combinan diferentes alimentos como pollo, mariscos o pato. El curry fue introducido en Japón por los ingleses durante la Era Meiji (1869-1913), años en los que la India formaba parte del Imperio Británico. Una vez más, los japoneses no se conformaron con importarlo, lo adaptaron y lo mejoraron, creando una amplia variedad de platos, entre los que destaca el maree raisu, arroz blanco con curry, aunque también existen platos basados en curry que no utilizan arroz, como el karē udon (fideos gruesos) o el karē-pan (pan de curry). Y no podemos olvidar las hamburguesas, un plato que introdujeron los americanos durante la ocupación posterior a la II Guerra Mundial y que los japoneses mejoraron creando variedades como hanbāgu. Han acabado siendo tan populares las hamburguesas en Japón que sólo Mcdonald´s ha podido resistir el embate de los restaurantes locales, que han acabado desterrando a gigantes como Burber King o Wendy, que tuvieron que abandonar Japón. 

ramen

También podemos citar los famosos konbini, las tiendas 24 horas que proliferan por todas las ciudades de Japón. El primer konbini lo abrió la cadena 7 Eleven en 1974 y desde entonces se han abierto más de 50.000 establecimientos de varias marcas por todo el país. No sólo los japoneses mejoraron el concepto norteamericano de las convinience stores – a las que ellos rebautizaron “konbini” – sino que un grupo de empresarios japoneses incluso llegaron a comprar la empresa 7 Eleven en 2005.

Otro caso interesante es el manga. Osamu Tezuka, el padre del manga, creó un nuevo estilo narrativo en los años 50, mezclando las técnicas de las películas de Disney con los cómics americanos. Tezuka era un gran admirador de las películas de animación y quiso trasladar esa expresividad al papel dando vida a un nuevo género narrativo que entusiasma hoy a millones de personas de todo el mundo.

Osamu Tezuka, el padre del manga. Foto: Wikipedia

Osamu Tezuka, el padre del manga. Foto: Wikipedia

Y la lista no acaba ahí. Podemos incluir también el archifamoso sushi, que en realidad surgió en China como método para mantener el pescado fresco. Pero quizás el caso más llamativo sea el Santuario de Ise. uno de los templos sintoístas más venerados de Japón. Cada veinte años el santuario es derruido para volver a construirlo piedra a piedra, porque según el sintoísmo la naturaleza muere y renace cada veinte años. Como la primera reconstrucción fue ordenada por la Emperatriz Jitō en 692, el Santuario de Ise ha sido reconstruido más de 60 veces.

Los japoneses incluso han inventado una palabra para definir este proceso de adaptación y mejora, lo denominan “iitoko-tori”, que significa literalmente “coger las cosas buenas”. ¿Pero por qué los japoneses no tienen ningún reparo a la hora de integrar ideas surgidas en otros lugares? Probablemente la razón se encuentre en su concepto de la humildad. Los occidentales somos más individualistas y egocéntricos, mientras que los japoneses piensan más en el colectivo y no se identifican tanto con sus obras. Esa visión, tan alejada del ego, permite percibir las innovaciones exteriores como oportunidades y nunca como amenazas.

tokyo-noche

A lo largo de su historia los japoneses han sabido importar nuevas ideas, adaptándolas a sus necesidades específicas. Y siempre las han mejorado gracias a esa mezcla tan nipona de sacrificio, paciencia y humildad.