, ,

Fushimi Inari Taisha, el santuario de las diez mil puertas

Fushimi Inari Taisha (伏見稲荷大社?) es uno de los santuarios sintoístas más venerados de Japón y sus más de 10.000 torii rojo bermellón – los arcos tradicionales japoneses que indican un lugar sagrado – constituyen una de las imágenes más icónicas del país del sol naciente.

fushimi-inari-taisha

En realidad se trata, más que de un santuario, de un recinto de grandes dimensiones que acoge decenas de santuarios sintoístas. Fushimi Inari Taisha se encuentra en el sur de Kioto, en una zona llamada Inariyama, que cubre treinta y seis montañas. Está dedicado a Inari, un kami (deidad sintoísta) que se vincula con temas tan variados como la fertilidad, el arroz, la agricultura y la prosperidad. Se cree que el nombre de Inari proviene de la expresión “ine ga narimashita”, que podría traducirse como “el arroz ha crecido”, aunque existen otras teorías

torii-puertas-templo

Más de diez mil torii conforman un túnel mágico que parece trasladarte a otro momento del tiempo

A veces Irani se representa como una deidad masculina, otras femenina y algunas veces andrógina, e incluso en ocasiones se muestra como un conjunto de varias deidades.

inari

Las estatuas de zorros representan a los sirvientes directos de la diosa Inari

Muchas personas asocian Inari con un zorro o kitsune, ya que en el santuario y sus alrededores abundan las esculturas de zorros, pero lo cierto es que estos animales no representan a Inari, sino que representan a su mensajero o guardián. A menudo aparece con una llave en la boca, que simboliza el lugar donde se conserva el arroz, y por tanto, la riqueza. 

Fushimi Inari Taisha es un santuario muy venerado por los japoneses, que acuden frecuentemente a realizar sus ofrendas en busca de prosperidad y abundancia.

kitsune

Kitsune es un animal muy importante dentro de la mitología japonesa. Se le considera un guardián de los bosques y aldeas y se cree que posee poderes mágicos

El santuario Fushimi Inari Taisha a lo largo de la historia

Cuenta una leyenda que, hace siglos, un caballero llamado Irogu no Hatanokimi lanzó al aire un pastel de arroz y éste se convirtió en un cisne que emprendió rápidamente el vuelo. Instantes después el cisne se posó en la cima de una montaña, y justo ahí empezaron a crecer de repente cantidades ingentes de arroz.

La acumulación de torii durante la visita crea una sensación de andar por un túnel del tiempo

La acumulación de torii durante la visita crea una sensación de andar por un túnel del tiempo

Años después la Emperatriz Genmei (元明天皇 Genmei-tennō?) ordenó que se levantasen en el lugar tres altares dedicados a tres deidades. La orden fue ejecutada por Hatanonakatsue no Imiki, una figura muy respetada de la zona Fukakusa de Kioto y descendiente de Irogu no Hatanokimi. Sorprendentemente aquel año las cosechas de arroz y de gusanos de seda fueron las más abundantes de la historia y se atribuyó a los kami que habitaban el lugar la autoría de tamaña prosperidad.

fushimi-inari-taisha-mapa

El recorrido para visitar el complejo de Fushimi Inari Taisha tiene una parte de ascensión y otra parta de descenso. Lleva buen calzado y ropa cómoda

El origen del santuario Fushimi Inari Taisha se relata en un antiguo libro llamado “Yamashirokoku Fudoki”, que incluía un estudio de la geografía y la cultura de la zona de Kioto y que fue presentado al Emperador Shōmu Tennō (聖武天皇?).

Adentrarse en el túnel rojo formado por los constantes torii es una experiencia única

Adentrarse en el túnel rojo formado por los constantes torii es una experiencia única

El santuario Fushimi Inari Taisha se construyó en el siglo VIII, en concreto en el año 711, y años más tarde, durante el Período Heian (794-1185) se convirtió en objeto del patrocinio imperial. En Japón existen unos 32.000 santuarios dedicados a Inari, y sin duda, Fushimi Inari Taisha es el más importante de todos. Sus 10.000 torii de color rojo bermellón constituyen una imagen realmente impactante y han sido inmortalizados en películas como “Memorias de una geisha”.

Los 10.000 torii, un símbolo famoso en todo el mundo

Los torii (鳥居) son unos arcos que se encuentran en la entrada de los santuarios sintoístas japoneses o en áreas consideradas sagradas. Su imagen se ha convertido en uno de los símbolos más famosos de Japón y su silueta es un souvenir imprescindible para la inmensa mayoría de los turistas.

tori-kioto

Según la religión sintoísta, los torii marcan el paso a un espacio sagrado

La palabra “torii” fue acuñada en el siglo X, durante el Período Heian, y significa literalmente “percha de pájaros”, aunque algunos expertos afirman que “torii” proviene de tōri-iru (通り入る), que quiere decir “pasar y entrar”. Esta teoría refuerza el significado de los torii como espacio de tránsito entre el mundo sagrado y el mundo terrenal.

En un principio los torii se fabricaban con piedra y madera, y más tarde se introdujeron otros materiales como el cobre y el acero inoxidable. Muchos torii se pintan de color rojo bermellón, que se obtiene mezclando tierra roja y mercurio, aunque otros mantienen su color original o se pintan de otros colores. Según el sintoísmo el color rojo bermellón ahuyenta los malos espíritus y la mezcla de tierra roja y mercurio protege la madera del paso del tiempo.

No existe unanimidad en cuanto al origen de los torii y algunos estudiosos creen que pudieran haberse inspirado en los torana, de origen indio, en los pailou chinos o en los hongsalmun coreanos.

torii-kioto-templo

En las columnas de los torii pueden leerse los nombres de las empresas y particulares que han financiado su fabricación e instalación

Cada uno de los 10.000 torii que recorren las colinas de la montaña ha sido donado por una empresa o un particular, que realizan así su ofrenda a Inari en señal de agradecimiento y devoción. Esta costumbre comenzó en el inicio del período Edo, a principios del siglo XVII, y se ha mantenido hasta nuestros días. En las columnas de los torii pueden leerse los nombres de las empresas y particulares que han financiado su fabricación e instalación.

columnas-torii-kyoto

Un empleado del santuario escribiendo el nombre de uno de los donantes

La imagen de los torii rojo bermellón del santuario Fushimi Inari Taisha forma parte de la iconografía japonesa y es una estampa famosa en todo el mundo por su belleza y espectacularidad.

templo-famoso-kioto

Mientras recorres Fushimi Inari Taisha, las vistas de Kioto desde algunos puntos del camino son espectaculares

Una experiencia única en el mundo

Atravesar la hilera de 10.000 torii es una experiencia difícil de olvidar para el visitante. Los santuarios sintoístas – al igual que los templos budistas – siempre se encuentran emplazados en las montañas y se funden con la naturaleza en un maridaje perfecto, por lo que el enclave donde se encuentra Fushimi Inari Taisha es de una belleza sobrecogedora, y desde el primer momento sumerge al visitante en un atmósfera mágica y fascinante.

fushimi-templo-famoso-tokio

El santuario Fushimi Inari Taisha es una de las atracciones turísticas más visitadas de Kioto

El santuario puede visitarse a cualquier hora, ya que está abierto las veinticuatro horas del día, y el recorrido alcanza una extensión total de cuatro kilómetros. La visita puede durar entre tres y cuatro horas y merece la pena sin ningún lugar a dudas. Nadie debería irse de Kioto sin visitar Fushimi Inari Taisha.

Llegar es fácil, está perfectamente comunicado con Kioto. Se encuentra frente a la estación de Inari de la línea JR Nara, incluida en el JR Pass, y a unos cinco minutos de la estación Fushimi Inari de la compañía Keihan. También puede llegarse andando o en bicicleta, partiendo de la estación de Kioto y dando un paseo por la orilla del río Kamo o desde el templo Sanjusangendo.

fushimi-inari-taisha-como-llegar

La estación de Inari de la compañía JR deja en la puerta del santuario Fushimi Inari Taisha

El área total del recinto cubre una extensión de unos 870.000 m2 y el camino a recorrer incluye una primera mitad en ascensión y una segunda mitad en descenso, por lo que hay que estar mínimamente preparado físicamente si se quiere alcanzar la cota más alta. Por suerte, el recorrido está lleno de santuarios y zonas de descanso donde se puede hacer un alto en el camino. En verano el calor suele ser abrasador y conviene ir provisto de agua, gorra, ropa cómoda y un buen calzado deportivo. 

souvenir-torii

Por todo el recorrido hay puestos donde pueden comprarse souvenirs

fushimi-inari-taisha-japon

Durante el recorrido por Fushimi Inari Taisha aparecen rincones de una gran belleza que invitan al recogimiento y la reflexión

te-descanso-kioto

En una de las zonas de descanso nos tomamos un delicioso granizado de té verde

 

descanso-santuario-kioto

A lo largo del recorrido hay varios espacios donde se puede descansar y comer algo

souvenirs-kioto

A lo largo del recorrido se pueden comprar souvenirs de todo tipo

calendario editorial

Muchos japoneses realizan sus rituales de purificación antes de acceder a los santuarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *