“Hakko Ichiu”, la utopía imperialista de Japón

Taisei Yokusankai

Líderes del Taisei Yokusankai (1940)

El término “Hakko Ichiu” hace alusión al sueño imperialista japonés de dominar el mundo. La frase fue acuñada a principios del siglo XX por un profesor budista ultranacionalista llamado Tanaka Chigaku, que propagó la leyenda de que “Hakko Ichiu” era en realidad una orden divina impartida por el emperador Jinmu, el primer emperador de Japón y fundador de la nación nipona, y cuya existencia, como descendiente directo de la diosa shinto Amaterasu, está a caballo entre el mito y la realidad. Según la leyenda, el emperador Jinmu decretó en el año 660 que Japón debería extender su territorio a través de los seis puntos cardinales y que debería construirse un tejado que cubriera todos los países del mundo. Alrededor de esta idea se construyó la ideología imperialista japonesa, que alentó las invasiones de zonas como las Islas Ryukyu (1874), Formosa (1894), Corea (1894), las colonias alemanas del Pacífico (1918) y Manchuria (1932), y que debería culminar posteriormente con las anexiones de Siberia, China, Estados Unidos y por último, el planeta entero.

“Know your enemy: Japan” (Conoce a tu enemigo: Japón) es un documental dirigido por Frank Capra en 1945 que, con tintes propagandísticos y en plena Segunda Guerra Mundial, muestra una imagen de Japón como un país imperialista y siniestro

El término “Hakko Ichiu” se convirtió en un slogan político muy popular en Japón durante el período comprendido entre el comienzo de la Segunda Guerra Sino-Japonesa (1937) y el fin de la Segunda Guerra Mundial (1945). Su traducción podría ser “Las ocho esquinas del mundo bajo un único techo”. Este slogan alcanzó su máxima popularidad a raíz de un discurso pronunciado el 8 de enero de 1940 por un primer ministro llamado Fuminaro Konoe, que fue el fundador y líder del movimiento Tasei Yokusankai (Asociación de Apoyo al Régimen Imperial), una formación política para-fascista que acabaría convirtiéndose en el partido único totalitario que gobernó Japón durante el período de la Segunda Guerra Mundial.

                                      Hakko Ichiu                                   Hakko Ichiu

“Hakko Ichiu” representó para muchos japoneses un ideal superior, un motivo de orgullo de pertenencia a una raza elegida por los dioses, pero también constituyó la base ideológica para el fascismo imperialista que marcó la política japonesa desde finales del siglo XIX hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Después de la ocupación estadounidense, el término “Hakko Ichiu” experimentó una revisión por parte de los historiadores, que intentaron alejarlo de su enfoque imperialista y fascista. Un ejemplo de ello es el cambio de nombre del Monumento Hakko Ichiu, que pasó a llamarse Torre Heiwadai.

Monumento Hakko Ichiu

El Monumento Hakko Ichiu pasó a denominarse Torre Heiwadai después de la Segunda Guerra Mundial

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *