,

MORI Building Digital Art Museum: una experiencia multisensorial

El pasado mes de agosto tuvimos la suerte de visitar el recién abierto MORI Building Digital Art Museum: teamLab Borderless de Tokio. El museo, cuyo nombre completo no es fácil de recordar, abrió por primera vez sus puertas el 21 de junio de 2018 y está llamado a convertirse en una de las atracciones más emblemáticas de la capital nipona.

El MORI Building Digital Art Museum: teamLab Borderless se encuentra en la isla artificial de Odaiba, dentro de un gigantesco complejo comercial llamado Palette Town, y ocupa una superficie total de 10.000 m2. El museo tiene una estructura laberíntica y está dividido en varias salas que albergan diferentes exposiciones interactivas, que el visitante va encontrándose a su paso sumido en una mezcla de desorientación y fascinación.

El MORI Building Digital Art Museum: teamLab Borderless rompe con el modelo tradicional de museo y destruye las barreras entre obra y espectador, creando un espacio onírico donde se funden cuerpos, mentes, luces, volúmenes, smartphones y superficies. La visita se convierte en una experiencia excitante, a veces desconcertante, trasladando al visitante a universos imaginarios que evocan desde las profundidades del mar hasta los rincones más alejados del cosmos.

El MORI Building Digital Art Museum teamLab Borderless es un proyecto conjunto del colectivo de arte teamLab y la compañía Mori Building Group. El colectivo teamLab está formado por artistas da la vanguardia japonesa que exploran nuevas formas de arte que permitan unificar obra y espectador en un único espacio tridimensional. Por su parte, MORI Building Group es una compañía del sector inmobiliario famosa por ser la impulsora de edificios icónicos de Tokio como Roppongi Hills, Venus Fort, Omotesando Hills, MORI Art Museum o Tokyo City View.

Cuando entras en el MORI Building Digital Art Museum: teamLab Borderless echas en falta un plano que te guíe a lo largo de la visita, pero pronto descubres que no se trata de un error. La desubicación es premeditada y forma parte importante de la visita, que deja de ser una experiencia intelectual para convertirse en un experimento sensorial donde la música, la iluminación y los efectos visuales se mezclan con el espectador para crear un espacio artístico común.

El MORI Building Digital Art Museum: teamLab Borderless es un lugar realmente único en el mundo, un espacio que se aleja radicalmente del concepto tradicional de museo y que se asemeja más a un parque de atracciones. Para nosotros los occidentales, el público asistente, donde abundan las familias tokiotas con niños y los grupos de adolescentes, contribuye a configurar un ambiente genuinamente japonés, donde la tecnología y la sensualidad presiden todos los rincones.

Para disfrutar plenamente de la experiencia dentro del MORI Building Digital Art Museum: teamLab Borderless nos permitimos la libertad de darte los siguientes consejos:

1º.  Compra tu entrada con antelación

Si no quieres perdértelo, procura comprar tus entradas en este enlace antes de viajar a Japón. El precio para los adultos (mayores de 15 años) es 3.200 ¥ (25 €) y para los niños (1-14 años) es 1.000 ¥ (8€). Es un precio más que razonable.

MORI Building Digital Art Museum de Tokio

2º. Programa bien tu hora de visita

El tiempo medio de estancia dentro del museo suele ser de 3 horas, por lo que si llegas a última hora seguramente te perderás alguna exposición. El horario es el siguiente:

Lunes – jueves: 11:00–19:00 (21:00**)

Viernes y víspera de festivos: 11:00–21:00 (22:00**) 

Sábados: 10:00–21:00 (22:00**)

Domingos y festivos: 10:00–19:00 (20:00**)

**Durante el 21 de junio y 31 de agosto el museo Estará abierto hasta más tarde. 

*Último ingreso 1 hora antes de la hora de cierre.

*El horario puede variar según la estación del año.

MORI Building Digital Art Museum de Tokio

3º. Lleva ropa blanca o de colores claros

Recuerda que tú mismo formarás parte de cada exposición. La ropa de colores claros refleja mejor la luz y tu cuerpo se integrará dentro de la sala como un elemento más. De esta manera vivirás una experiencia mucho más inmersiva.

4º.  Lleva calzado muy cómodo

Haznos caso. En algunas salas del museo las sandalias o los zapatos de tacón no están permitidos. Incluso hay zonas donde el suelo se mueve ligeramente o puedes botar. Dentro de ese ambiente de penumbra e iluminación desconcertante caminar puede resultar a veces complicado.

MORI Building Digital Art Museum de Tokio

5º.  Guarda tu mochila en la entrada

Algunos espacios son reducidos y puede haber aglomeraciones, aunque el personal del museo se afana en evitarlas. En algunas salas te rodearán objetos que podrás golpear, así que la mochila, sobre todo si es grande, es mejor que la guardes en los armarios de la entrada. Es posible que te sugieran que lo hagas. Si entras con ella, póntela al revés.

6º.  Lleva pantalones

En algunas exposiciones el suelo está formado por espejos y eso puede ser incómodo si llevas falda o vestido. Los japoneses, que están en todo, lo han previsto y han situado en la entrada de estas salas unos bastidores con unas telas negras que las visitantes pueden utilizar para cubrirse y sentirse más cómodas dentro de esas estancias.

MORI Building Digital Art Museum de Tokio

7º.  Disfrute de la ceremonia del té en Tea House

Si quieres descansar un rato, entra en la sala Tea House y tómate un delicioso té. Siéntate y vendrán a atenderte. Puedes elegir entre cuatro tipos diferentes y todos cuestan 500 ¥ (4 €). Lo sorprendente sucede cuando te sirven el té. Un espectacular juego de luces decorará tu té con imágenes florales que te transportarán a un universo zen.

8º.  Tócalo todo

Vuelve a ser un niño. Toca todo lo que te rodea, incluso hay imágenes que interactúan con los movimientos de tus manos. Deja los prejuicios fuera, no estarás en un museo tradicional, no se parecerá a nada que hayas visto antes. 

9º.  Descárgate la App del museo

Algunas exposiciones permiten a los visitantes interactuar decidiendo colores y texturas. Puedes descargarte la app en Apple Store o en Google Play. 

10ª.  Tómate tu tiempo

No tengas prisa. Recorre cada metro cuadrado de la exposición experimentando cada nueva situación. Repite todas las veces que quieras y vuelve hacia detrás cuando te apetezca. Los tokiotas suelen pasar unas tres horas dentro del museo.

El MORI Building Digital Art Museum: teamLab Borderless está llamado a ser una de las atracciones más populares de Tokio. Su espectacularidad y originalidad son reclamos difíciles de resistir.

Para llegar recuerda que el MORI Building Digital Art Museum: teamLab Borderless se encuentra en la isla de Odaiba, dentro del complejo comercial llamado Palette Town. Para llegar lo más cómodo es coger la línea Yurikamome, la línea que funciona sin conductor, ya sólo el trayecto es un espectáculo, y bajarse en la Aomi Station.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *