“Nuestra hermana pequeña”, una película que eleva lo cotidiano a obra de arte

nuestra-hermana-pequeña-kore-eda

“Nuestra hermana pequeña” es una película, dirigida por Hirokazu Kore-eda, que explora los límites de la vida diaria para construir un hermoso canto a la familia.

La historia se centra en tres jóvenes hermanas que viven juntas en la ciudad costera de Kamakura, situada a unos 50 km al suroeste de Tokyo. Cuando asisten al funeral de su padre, que vivía en la prefectura de Yamagata junto a su tercera esposa, conocen a la hija que su padre tuvo con su segunda esposa, una adolescente llamada Suzu. La conexión entre las cuatro es inmediata y deciden vivir juntas en Kamakura.

nuestra-hermana-pequeña-kore-eda

La historia de “Nuestra hermana pequeña” está basada en el manga “Umimachi Diary” (Diario de una ciudad costera), de la autora Akimi Yoshida, una serie de 5 tomos dirigida al público femenino adulto y galardonada con el prestigioso premio Manga Taishō.

La película muestra con una extremada sensibilidad la vida de las cuatro jóvenes, en el colegio, en sus trabajos, con sus novios, conformando un mosaico de situaciones que recuerdan al cine del maestro Yasujiro Ozu por su maestría a la hora de retratar escenas de la vida cotidiana.

Las tres hermanas Kōda, Sachi (29), Yoshino (22) y Chika (19), viven en una casa tradicional cercana al mar, tras ser abandonadas cuando eran pequeñas, primero por su padre, que huyó con una mujer, y poco después por su madre, quedando al cuidado de su abuela materna. Con el paso del tiempo, y pese a sus notables diferencias, entre las tres hermanas surge una estrecha unión. Sachi, la mayor, que trabaja de enfermera, es muy responsable y recta, Yoshino trabaja en un banco y es muy ingenua, y Chika, la más joven, sólo piensa en divertirse.

La irrupción en sus vidas de la pequeña Suzu (13) les aporta una nueva dosis de frescura e ilusión y las transporta a ese lado perdido de su infancia.

captura-de-pantalla-2016-11-09-a-las-2-11-09

“Nuestra hermana pequeña” es una película costumbrista, una mirada serena al Japón más doméstico, un relato que transforma al espectador en un improvisado voyeur. La sensibilidad de Hirokazu Kore-eda nos muestra la vida tal como es, sin filtros, sin ambages, y convierte el hogar familiar en un templo consagrado a la supervivencia.

La llegada de la pequeña Zuzu a la vida de las hermanas Kōda supone una oportunidad de redimir los pecados paternos a través de la ternura de una mirada adolescente.

nuestra-hermana-pequeña-kore-eda

nuestra-hermana-pequeña-kore-eda+

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *