,

Odaiba: la isla artificial donde se divierten los jóvenes tokiotas

Odaiba es una isla artificial situada en la bahía de Tokio unida al puerto de Shibaura a través del Rainbow Bridge, un puente colgante de casi un kilómetro de extensión por el que transitan la autopista Shuto y la línea de tren Yurikamome, famosa por circular sin conductor, y que une la estación de Shimbasi con Odaiba. Se trata de un lugar muy interesante para conocer cómo se divierten los jóvenes tokiotas durante sus ratos libres, y se recorre fácilmente andando.

bahia-tokio-odaiba

Historia

La isla de Odaiba se construyó en la década de 1850 por orden de Egawa Hidetatsu, político al servicio del shogunato Togukawa, con el objetivo de proteger Edo – la antigua Tokio – de posibles ataques marítimos de potencias extranjeras, como Estados Unidos, China o Rusia.

En una primera fase se levantaron seis islas, cada una de ellas con una fortaleza defensiva provista de varias baterías de cañones, y posteriormente todas las islas se conectaron añadiendo enormes cantidades de tierra, formando una única superficie.

La palabra “daiba” proviene de la unión de “dai” (batería de artillería) y “ba” (lugar). La “o” inicial es un prefijo honorífico que subraya la presencia del shogunato Togukawa.

En 1928 una de las baterías de cañones, la conocida como Nº 3 San Daiba, fue reformada y las autoridades políticas decidieron construir en ese espacio un parque metropolitano que abrirían a los ciudadanos.

odaiba-tren-yurikamome

En 1990, el entonces gobernador de Tokio, Shun´ichi Suzuki puso en marcha un plan de desarrollo para transformar la isla de Odaiba en una zona futurista con numerosas áreas comerciales y residenciales, que pudiera acoger a una población de unas 100.000 personas.

Sin embargo, y coincidiendo con el estallido de la burbuja inmobiliaria en Japón que provocó una profunda crisis económica, el plan de Suzuki se detuvo cuando su sucesor, Yukio Aoshima, consideró que su coste era insostenible.

noria-odaiba

Después de unos años de abandono, la isla volvió a cobrar vida a finales de la década de 1990 cuando varias cadenas hoteleras decidieron instalarse en Odaiba, al tiempo que abrían sus puertas varios centros comerciales e importantes compañías japonesas, como Fuji TV, trasladaban sus sedes a la isla. Para la definitiva expansión de Odaiba fue trascendental la conexión en 2002 de la línea férrea Rinkai Line con la JR East, y la ampliación al este de la Yurikamome Line hasta Toyosu en 2006.

Más de un siglo después de su construcción, la isla de Odaiba se ha convertido hoy en una zona consagrada al ocio, donde se han construido gigantescos centros comerciales, llenos de tiendas, restaurantes, cines, cafeterías y salones recreativos, y donde miles de tokiotas disfrutan de sus horas libres sobre todo los fines de semana.

odaiba-joypolis

Qué hacer en Odaiba

Odaiba ofrece al visitante numerosas atracciones turísticas y centros comerciales. Se trata de una zona ideal para pasar una tarde junto a los amigos, comer en uno de sus incontables restaurantes, ir de compras, descansar en una de sus playas (está prohibido bañarse) o simplemente disfrutar con las espectaculares vistas de la bahía de Tokio. Los más afortunados han divisado alguna vez el mismísimo Monte Fuji en un día despejado. A continuación te describimos algunos de los puntos de mayor interés y que no deberías perderte.

Museo Digital de Tokio

Realmente su nombre es MORI Building DIGITAL ART MUSEUM: TeamLab Borderless. Abrió sus puertas el 21 de junio de 2018 y ya se ha convertido en una visita imprescindible para muchos tokiotas. No debes perdértelo. Nosotros estuvimos a principios de septiembre de 2018 y nos fascinó por su espectacularidad y su propuesta tan innovadora. Compra tu entrada con anticipación en este enlace https://borderless.teamlab.art/  Si no reservas tu entrada con tiempo, te quedarás sin verlo. La entrada cuesta 3.200 yenes para los mayores de 15 años y 1.000 yenes para los menores. En su web encontrarás una amplia información 

museo-digital-tokio

museo-arte-digital-odaiba

Estatua de la Libertad

Se trata de una réplica de menor tamaño de la icónica estatua de Nueva York, aunque es en realidad una copia exacta de la estatua que se encuentra en París, en el río Sena, y que se construyó en Tokio para resaltar las excelentes relaciones diplomáticas entre Japón y Francia. Seguro que pensáis si no existen otros símbolos que representen mejor a Francia que la Estatua de la Libertad. Cuando uno la contempla con el Rainbow Bridge a sus espaldas, piensa por un momento que se ha equivocado de ciudad.

odaiba-tokio-estatua-libertad

Sede central de Fuji TV

Es un edifico futurista que no pasa desapercibido, obra del prolífico arquitecto Tango Kenzo. Se inauguró en 1997, su construcción llevó más de tres años y acoge la sede de la compañía Fuji TV Network. El edificio está compuesto por estructuras de hormigón, unidas por puentes peatonales llamados “pasillos del cielo”. En lo más alto destaca una gran esfera flotante situada a unos 100 metros de altura, que alberga en la planta 25 el observatorio Hachitama, desde donde pueden contemplarse unas vistas fantásticas de la Bahía de Tokio y del Rainbow Bridge. Si, como nosotros eres un friki de la TV japonesa, visita las exposiciones que suelen organizarse dentro del edificio. También puedes acceder a algunas zonas donde se encuentran los estudios de televisión. Eso sí, te avisamos que está todo en japonés. Está abierto todos los días, excepto los lunes, de 10 a 18 horas y para acceder necesitarás comprar una entrada que te costará 550 yenes. En su web encontrarás información en inglés. 

fuji-tv-odaiba

Rainbow Bridge

Se ha convertido en uno de los símbolos de Tokio. El Rainbow Bridge es un puente colgante que une Odaiba con el puerto de Shibauro. Recibe ese nombre porque al atardecer sus pilares blancos se tiñen de rojo, azul y verde. Tiene una extensión de 798 metros de largo, 127 metros de altura y por sus dos pisos transitan la autopista Shuto y la línea de tren Yurikamome, que circula sin conductor. También se puede caminar por el puente a través del Rainbow Promenade, un paseo peatonal que se encuentra a ambos lados del puente.

rainbow-bridge-tokio

Diver City Tokyo Plaza

Es un gran centro comercial conocido por contar con una estatua de Gundam a tamaño real en una de sus entradas. Para los que no le conocéis, Gundam es un personaje de anime, un robot gigante que recuerda a Mazinger-Z y que estrenó su primera serie en 1979. Diver City Tokyo Plaza cuenta con una amplia zona de restaurantes que abren hasta las 11 de la noche. Encontrarás información en su web.

diver-city-odaiba

Daikanransha

Es uno de las atracciones más visibles de la isla. Es una noria de 115 metros de altura a la que suben cada día muchos tokiotas a contemplar las espectaculares vistas que ofrece su gran altura. Se encuentra dentro del complejo llamado Palette Town y abre de 10 a 23 horas.

Daikanransha-odaiba-noria

Venus Fort

Venus Fort es un gran centro comercial que recuerda a una villa del Renacimiento italiano. Sus enormes techos muestran un cielo que va cambiando de tonalidades creando la sensación del tránsito del día a la noche. Abrió sus puertas en 2009 y sin duda es un lugar pintoresco que se merece una visita. Infórmate en su web.

venus-fort-odaiba

Palette Town

En realidad Palette Town es una gran zona de ocio que integra diversos centros comerciales y otros espacios de entretenimiento. Por ejemplo, Venus Fort, el MORI Building DIGITAL ART MUSEUM: TeamLab Borderless, Mega Web o Daikanransha se encuentran dentro de ella.

palette-town-odaiba

Miraikan: Museo Nacional de Ciencias e Innovación

Es un museo interactivo que cuenta con una amplia zona dedicada a robótica donde podrás dialogar con el famoso robot Asimo. Abre todos los días de 10 a 17 horas y cierra los martes. La entrada cuesta 620 yenes para los adultos y 210 yenes para los menores de 18 años. En su web encontrarás información.

Megaweb Toyota City Showcase

Se trata de un gran centro de la empresa Totoya dedicado al mundo del automóvil. El visitante puede disfrutar de exposiciones, prototipos futuristas, museos, circuitos o zona infantil. Visita su web si quieres saber más. 

Llama de la Libertad

Es una escultura de 21 metros de altura realizada por el artista Marc Couturier y que el gobierno francés regaló a Japón en el año 2000 con motivo de la campaña promocional “J´aime la France” (Yo amo a Francia) y que pretendía resaltar la confianza de Francia en el futuro de Japón.

llama-libertad-odaiba

Aqua City

Otro inmenso centro comercial plagado de tiendas y restaurantes. Además cuenta con varias salas de cine. Está justo entre el edifico de Fuji TV y la playa donde se encuentra la Estatua de la Libertad. Aquí tienes su web

aqua-city-odaiba

Además Odaiba ofrece otros muchos lugares de interes. Si os sobra tiempo podéis visitar el Museo de Ciencia Marítima, el centro comercial Deck´s, el Tokyo Big Shigt o el Oedo Onsen Monogatari.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *