Entradas

“Sakura”, un diccionario para los amantes de la cultura japonesa

sakura-diccionario-cultura-japonesa

El pasado 27 de abril asistimos a la presentación del libro Sakura. Diccionario de Cultura Japonesa, una obra que se convertirá sin duda en una obra indispensable para todos aquellos que estamos interesados en Japón, en sus múltiples vertientes.

El acto tuvo lugar en Casa Asia, en el Palacio Cañete (calle Mayor, 69), un espacio habitual para los eventos organizados por Fundación Japón.

La presentación corrió a cargo de Teresa Gutiérrez del Amo, directora de Casa Asia, y contó con la presencia del Embajador de Japón, Masashi Mizukami.

Dos de los autores del libro, los profesores Carlos Rubio y Hiroto Haeda, completaban el cuarteto de ponentes que ocupaban el estrado. En la primera fila también se encontraban los otros dos autores, James Flath y Ana Orenga, así como los directores de la Editorial Satori, la responsable de la edición y distribución de la obra.

sakura-Hiroto-Haeda

El primero en intervenir fue el profesor Hiroto Haeda, que realizó un breve pero brillante análisis de las principales diferencias entre la lengua japonesa y la lengua castellana. Nos habló de los kanji, de los silabarios hiragana y katakana, o de las formas honoríficas que se utilizan para mostrar respeto. El profesor Hiroto Haeda es doctor en Filología Española por la Universidad de Alcalá de Henares y actualmente es profesor de español en la Universidad de Tokio. El profesor Hiroto Haeda dio paso a Carlos Rubio, con quien le une una amistad de muchos años, desde que el profesor español impartiera clases en la Universidad de Tokio. Carlos Rubio es doctor por la Universidad de California (Berkeley), fue profesor en la Universidad de Tokio durante la década de los ochenta y actualmente imparte clases en la Universidad Complutense de Madrid.

sakura-carlos-rubio

El profesor Carlos Rubio se centró en las principales características de “Sakura”, a la que definió como una guía rigurosa a la vez que amena. “Sakura” es un diccionario japonés-español-inglés que recopila una selección de 3.400 palabras que intentan acercar realidades a veces muy alejadas de Occidente. Por esa razón, “Sakura” no es realmente un diccionario en el sentido estricto de la palabra, se asemeja más a una guía de términos japoneses que ofrece definiciones sencillas y comprensibles para el lector occidental.

A lo largo de sus 320 páginas, “Sakura” incluye palabras tan populares como sushi, geisha, otaku, haiku, kimono, sake o kabuki, pero también expresiones que definen conceptos profundos y sutiles de difícil traducción como mono no aware, wabi-sabi, kami, munen muso o musubi.

sakura-diccionario-cultura-japonesa

Cada entrada de la obra está escrita en romaji, ofrece su equivalencia en kanji y hiragana, y contiene una definición en castellano y en inglés. Además la obra incluye numerosas fotografías.

Todas estas características convierten a “Sakura” es una obra de consulta fundamental para los interesados en la cultura japonesa.

XXVIII Concurso de Oratoria en Japonés para españoles

concurso-oratoria-japones-ateneo-madridEl pasado viernes 20 de enero tuvimos la oportunidad de asistir a la XXVIII edición del Concurso de Oratoria en Japonés. Pese a las numerosas ediciones celebradas en años anteriores para nosotros suponía un acontecimiento completamente nuevo y no teníamos muy claro que nos iba a deparar la tarde.

Llegamos al Ateneo de Madrid unos quince minutos antes del comienzo del concurso y aprovechamos para disfrutar desde nuestro asiento con la belleza de las espectaculares pinturas murales que coronaban el mítico Salón de Actos del Ateneo.

El acto fue presentado por María Jesús Ruz Conejo – ganadora del concurso en 2004 y que repetía por segundo año consecutivo como maestra de ceremonias – que dio paso a diversas personalidades que dirigieron unas palabras al público asistente. Entre ellos, Masashi Mizukami, embajador de Japón en España, Yoshiatsu Doi, presidente de la Asociación Cultural Hispano-Japonesa Tora, Mónica Fernández Muñoz, Secretaria General Técnica del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y Alejandro Sanz Romero, presidente de la sección de Literatura del Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid.

embajador-japon-españa-ateneo

El jurado estaba compuesto por Kubo Toshibiro, director del Colegio Japonés de Madrid, Azuma Kiyoshi, presidente de los Empresarios Japoneses de Madrid (SuiyO-kai), Yoshida Shoji, director de la Fundación Japón, Francisco Barberán Pelegrín, profesor de Lengua Japonesa del Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Zaragoza, Florentino Radio García, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Fernando Rodríguez Izquierdo, ex-catedrático de la Universidad de Sevilla, Suzuki Akira, Agregado Cultural de la Embajada de Japón y Suzuki Shigeko, ex profesora de Lengua Japonesa de la Universidad Autónoma de Barcelona.

jurado-concurso-oratoria-japones-2017

Después de los discursos de bienvenida, la presentadora María Jesús Ruz Conejo dio paso a los concursantes, que uno por uno y pese a su juventud, sorprendieron al público por su dominio del idioma japonés.

Al término del concurso, y tras un prolongado tiempo de deliberaciones, el Jurado decidió los nombres de los premiados.

Grupo I: Nivel básico (de uno a dos años de estudio de lengua japonesa)

1º premio: Alexandra Carnicero Aznar, Zaragoza

2º premio: María Teresa Pérez Zaballos, Las Palmas de Gran Canaria

3º premio: Rodrigo Larrubia Salado, Málaga

2017-concurso-oratoria-japones

Grupo II: Nivel superior (más de dos años de estudio de lengua japonesa)

1º premio: Diego Alonso Cañizares, Madrid

2º premio: Irene Lorente Moliner, Madrid

3º premio: Jonatan Álvarez, Barcelona

Premio del Embajador: Claudia Bonillo Fernández, Zaragoza

ganadores-concurso-oratoria-japones-2017

Los ganadores del 1º premio de cada grupo recibieron como obsequio un billete de avión de ida y vuelta a Japón por gentileza de JAL (Japan Airlines) y la agencia de viajes JTB.

Celebramos el Año Nuevo Japonés en la Fiesta Mochitsuki 2017

fiesta-mochitsuki-2017-taiko

La Fiesta de Mochitsuki congregó a más de mil personas en el Colegio Japonés de Madrid

El pasado domingo 15 de enero tuvimos la suerte de asistir en Madrid a la tradicional Fiesta de Mochitsuki que celebra la llegada de un nuevo año y en la que se preparan los Mochi, los famosos pastelitos de arroz glutinoso cuya masa se golpea una y otra vez hasta obtener esa textura gomosa tan característica.

Este año la Fiesta tuvo lugar en el Colegio Japonés de Madrid, ubicado en el barrio de El Plantío, a unos 9 kms de Moncloa, y una vez más estaba organizada por la Asociación de la Comunidad Japonesa de Madrid.

colegio-japones-fiesta-mochitsuki-2017

En la entrada del Colegio Japonés esperaban cientos de personas

Al llegar, nuestra sorpresa fue mayúscula cuando nos encontrarnos en la puerta con una inmensa cola formada por cientos de personas que esperaban pacientemente para acceder al recinto. Es nuestro primer año y no nos imaginábamos una convocatoria tan numerosa. Por suerte la cola avanzó con rapidez y en menos de media hora ya pudimos entrar en el Colegio. Las medidas de seguridad eran enormes, no hay que olvidar que la Fiesta del pasado año se había cancelado debido al temor a un atentado terrorista tras los tristes sucesos acontecidos en París en noviembre de 2015.

fiesta-mochitsuki-madrid-2017

Dos jóvenes presentadores hicieron de maestros de ceremonias en la Fiesta Mochitsuki 2017

Después de superar los férreos controles de seguridad y tras presentar nuestras reservas impresas y abonar 5€ por cada entrada (los niños entraban gratis), pudimos por fin acceder a la puerta del gimnasio, donde en un mostrador pudimos comprar puntos para luego canjearlos por comida y bebida. Nos entregaron una carta con el menú para que pudiéramos calcular los puntos que íbamos a necesitar.

Dentro del gimnasio, dos canastas de baloncesto, una a cada lado, nos permitían calcular la superficie aproximada del recinto. No cabía ni una mosca, habría más de mil personas. En el lateral del fondo, se había levantado un gran escenario engalanado para la ocasión, y en el otro lateral y los dos fondos había numerosos puestos con comida, juguetes y algunos puestos que ofrecían demostraciones de caligrafía japonesa y origami. Frente al escenario habían dispuesto unas diez filas de asientos, y en el centro de la cancha se ofrecía una demostración de cómo se preparaba la masa de los Mochi, con varios jóvenes japoneses que invitaban al público a golpear la masa con los Kine, unos mazos de madera, sobre un Usu, un gran mortero de madera.

mochi-fiesta-mochitsuki

La elaboración de la masa de los mochi es un proceso laborioso en el que pudo participar el público asistente

Entre el publico, formado por niños, jóvenes y adultos tanto japoneses como españoles, se encontraban numerosas personalidades como el embajador de Japón, Masashi Mizukami, y representantes de instituciones japonesas, como Kubo Toshihiro, director del Colegio Japonés de Madrid, la Asociación Japonesa de Madrid y Yoshida Shoji, director de la Fundación Japón.

caligrafia-japonesa-fiesta-mochitsuki

Tuvimos el privilegio de que nos escribieran “Japonko” en katakana

En los puestos pudimos comprobar la presencia de restaurantes como Ginza, Donzoko, Kokoro y Yoka-Loka, y tiendas conocidas como Tokyo-Ya, donde nos encontramos con nuestra amiga Amelia. Después de esperar una larga cola para adquirir unos Yakisoba, comprobamos con cierta frustración como se agotaron poco antes de alcanzar nuestro preciado destino y tuvimos que improvisar un plan B con unos deliciosos Yakitori. Y de postre, por supuesto, no podían faltar los omnipresentes Mochi.

Sobre el escenario se iban sucediendo diversas actuaciones musicales, artísticas, deportivas e incluso humorísticas. Asistimos por primera vez a un partido de Hanetsuki, una especie de bádminton japonés sin red que sólo se juega en Año Nuevo, cuyas raquetas llamadas Hagoita, son verdaderas obras de arte, y en el que al jugador que falla un punto se le marca con una tira negra en la cara.

koto-fiesta-mochitsuki

El koto es un instrumento de cuerda introducido en Japón desde China durante la Era Nara (710-793)

También disfrutamos con una demostración de Taiko a cargo de un grupo formado exclusivamente por mujeres. El Taiko es el famoso gran tambor japonés que se toca con unas baquetas de madera denominadas bachi, y que produce un efecto hipnótico al que es difícil resistirse. Escuchamos también un recital de Koto, el arpa japonesa, un hermoso instrumento de cuerda de origen chino, que consiste es una caja de resonancia rectangular, de madera de kiri de unos dos metros de longitud, con trece cuerdas y dos aberturas en la parte posterior.

La Fiesta de Mochitsuki fue una nueva oportunidad para vivir en primera persona la cultura japonesa y para comprobar lo vivo que está Japón en Madrid. Para nosotros La Fiesta de Mochitsuki supuso una nueva inmersión en la vida japonesa, aunque esta vez, dada la enorme afluencia de público, podemos decir que fue un auténtico baño de masas. ¡¡El año que viene seguro que volvemos!!