Entradas

Bases de la cocina japonesa

Adentrarse en la cocina de un país es dar un gran paso hacia el conocimiento de su cultura, sus costumbres y su historia. La cocina japonesa es una de las más elegantes y creativas del mundo y los chefs más premiados internacionalmente la consideran un arte por su simplicidad y su valor estético.

Hoy en día proliferan en todas las ciudades del mundo los restaurantes donde se pude comer sushisashimi o ramen y la cocina japonesa se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas.

La vida de los japoneses gira en torno a la comida y cada plato es una exaltación de belleza y respeto. En casi todas las películas, mangas o libros la comida ocupa siempre un papel protagonista.

midnight-diner-netflix

Midnight Diner es una serie producida por Netflix en la que cada capítulo se basa en un plato típico de la cocina japonesa

Para los japoneses son igual de importantes el sabor, el valor nutritivo y la presentación.

A lo largo de la historia la cocina japonesa ha recibido influencias de otras culturas, como China, Corea, así como del Imperio Británico – el curry lo trajeron los ingleses de la India – e incluso Estados Unidos – el California roll es una creación de los japoneses que emigraron a la costa oeste norteamericana-. Los chefs japoneses siempre han demostrado una notable habilidad para fusionar ideas y para mantener el equilibrio entre innovación y tradición.

La religión también ha ejercido una considerable influencia en la cocina japonesa. Por ejemplo, el budismo – que rechazaba el sacrificio de animales – , sumado al escaso desarrollo de la ganadería, provocó que la soja fuera un ingrediente omnipresente para suplir en la dieta la falta de proteínas animales. No fue hasta finales del siglo XVIII, después de la Restauración Meiji (1868), cuando se introdujo en Japón el hábito de comer carne. A partir de esa fecha Japón empezó a abrirse a las influencias extranjeras después de varios siglos de aislamiento.

Es obvio que la vida en un archipiélago está plenamente condicionada por el mar y en Japón se come casi todo lo que produce el mar: pescados y algas.

sushi

El sushi es la estrella de la cocina japonesa. Se elabora con arroz mezclado con vinagre y con pequeñas porciones de pescado, marisco, vegetales y algas

La cocina japonesa es una armónica combinación de formas, colores, sabores y texturas que deleita a los cinco sentidos, en la que cada detalle contribuye a crear un conjunto ordenado.

Según sus características y su función, las comidas japonesas se dividen en tres clases:

1. Comida diaria:

El menú típico japonés se basa en la formula “Ichiju san-sai (一汁三菜)”, que significa “una sopa + tres platos”.  Al final suele complementarse con alguna pieza de fruta como postre. Si quieres saber más sobre el menú típico japonés haz click aquí.

Ichiju san-sai

2. Bento (弁当):

Es el menú para llevar. Los japoneses lo llevan preparado en sus loncheras o lo compran en los omnipresentes kombini  de las cadenas 7Eleven, Lawson o Familiy Mart. La mayoría de los japoneses comen fuera de casa (en el tren o en la oficina) y los bento suelen ser una solución muy práctica y económica.

3. Comida formal:

Para los fines de semana o las reuniones familiares los japoneses se esmeran especialmente y elaboran un menú más elaborado. Para esos momentos en los hogares suelen prepararse platos como el Chikuzen-ni (cocido de verduras con pollo), Tonkatsu (filete de cerdo empanado) Shabu-shabu (guiso de carne y verduras), Tempura o arroz con curry.

La frescura de los ingredientes es esencial en la cocina japonesa. Si quieres saber más de los ingredientes haz click aquí. Además, también son muy importantes la decoración de los platos y las diferentes técnicas con las que se cocinan los platos